La Assemblea también ha pedido la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch. En un comunicado emitido este viernes, la entidad independentista califica la actuación de los Mossos d'Esquadra de ayer en la visita de Felipe VI en el Monasterio de Poblet de "abuso policial".

"Actuaron con un claro sesgo por ideología reprimiendo la protesta independentista. Lamentablemente esta práctica es recurrente y ya se ha convertido en sistémica en el seno del Departamento de Interior. Su conseller, Miquel Buch, es el principal responsable y ya ha demostrado que no le hace nada reprimir la protesta ciudadana noviolenta para proteger a los poderes del Estado español", denuncia la ANC.

La presidenta de la organización, Elisenda Paluzie, ha denunciado que la actuación de la policía catalana "fue intolerable". En este sentido, Paluzie ha acusado el dispositivo de discriminar ideológicamente a los manifestantes, ya que, según ha explicado, "las personas convocadas por Vox pudieron llegar tranquilamente hasta los Monasterio".

Paluzie también ha acusado a los Mossos "de actuar como una Guardia Real protegiendo los intereses de la monarquía española y vulnerando los derechos fundamentales de los manifestantes con una actuación indiscriminada de la Brimo".

 

La responsabilidad de Torra

La entidad, sin embargo, no se ha quedado aquí y se ha dirigido directamente al president de la Generalitat, Quim Torra, a quien le ha pedido que actúe con "responsabilidad y autoridad" y destituya a Buch, "el principal responsable de las prácticas represivas de los Mossos d'Esquadra".

Visita real: un detenido y cargas

Ayer los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, visitaron el Monasterio de Poblet blindados por un contundente dispositivo de los Mossos, que cargó e, incluso, detuvo a Toni Cartanyà, miembro del Secretariado de la Assemblea Territorial de Conca de Barberà de la entidad, para evitar que la protesta llegara hasta los monarcas.

Aparte de los incidentes vividos entre manifestantes y la policía, los monarcas no fueron recibidos por nadie de la Generalitat, ni de la Diputación, ni ningún ayuntamiento. Sólo fueron acompañados del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera. Dentro del recinto les recibieron el padre abad Octavi Vila y el prior Rafael Barrue.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat