Esta noche han asaltado la casa del abogado Gonzalo Boye. Han entrado a la fuerza y ahora están investigando qué se han llevado o "qué han traído", según advierte el mismo Boye. Después de confirmar él mismo la noticia, son muchos los que han apoyado al abogado. Empezando por dos personas a quienes ha llevado sus defensas respectivas: los presidents Carles Puigdemont y Quim Torra.

Puigdemont, sin escribir quién hay detrás pero citándolos como "desconocidos", ha escrito: "Les molesta el trabajo que hacen y el compromiso que tienen. Conocemos estas prácticas que perpetran estos 'desconocidos'... Muchos ánimos a Gonzalo e Isabel". Isabel Elbal es abogada y pareja de Boye. Por su parte, Torra también ha defendido a Boye: "Gracias por defendernos poniendo en riesgo vuestro despacho y vuestras carreras. Gracias por seguir. Hoy somos nosotros los que estamos a vuestro lado para lo que haga falta. Abrazos".

Desde Junts per Catalunya, la concejala del Ayuntamiento de Barcelona Elsa Artadi también se ha dirigido a los dos abogados: "Un abrazo grande. Ánimos ante tanta intolerancia e intento de intimidación por el magnífico trabajo que hacéis". Así pues, relaciona esta entrada a la fuerza de unos desconocidos con finalidades políticas.

La diputada del Congreso Laura Borràs concreta mejor la correlación de los hechos: "Estos ‘desconocidos’ en enero también os visitaron dos días antes de presentar la casación del MHP Quim Torra y ahora lo hacen a 4 días de defenderla. Pero seguro que es casualidad".

La diputada por Girona de Junts per Catalunya Gemma Geis ha dado su apoyo a los abogados y que considera que son "unas visitas que sólo pretenden amenazar pero no lo conseguirán". Y concluye: "Recuerdo que el día 17 hay la vista del juicio del president Torra en el Tribunal Supremo".

Desde los comunes, el diputado al Congreso Jaume Asens ha dado su apoyo a Boye y Elbal, el cual se lo han agradecido públicamente: "El acoso sistemático contra ellos es un ataque intolerable contra el ejercicio de la abogacía. Sin derecho de defensa no hay estado de derecho".

Ahora es su casa y el pasado mes de enero fue su despacho. Concretamente el de Madrid fue objeto de un asalto por parte de unos desconocidos. Así lo denunció el letrado de Carles Puigdemont y Quim Torra a través de Twitter, y entonces ya avisó de que si lo que pretenden es intimidarlo, "lo tienen claro".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat