De nada ha servido el servicio de vigilancia que tiene contratado el abogado Gonzalo Boye en su casa. Después de otra intrusión en su despacho por parte de unos desconocidos, y sin saber todavía qué objetivo buscaban para reventar la reja y entrar, Boye denuncia públicamente la mala gestión de Securitas Direct, la empresa de seguridad contratada: "Es la segunda vez que la alarma de Securitas Direct no funciona en nuestro despacho. En enero, por 'problemas técnicos', no tuvieron imágenes, y en esta ocasión llevamos ya doce horas esperando algún tipo de explicación por parte de la empresa de seguridad... No quiero pensar mal".

Boye acaba con unos puntos suspensivos que quieren expresar muchas cosas. De hecho, con ironía pone comillas a la justificación de los "problemas técnicos", pues duda de que la causa sea esta.

De momento, silencio de Securitas Direct, empresa de seguridad con sede en Malmö (Suecia). Boye sí ha encontrado la reacción de los usuarios a través de Twitter que lo han apoyado, como el periodista Rubén Sánchez que escribe: "Lo único que siempre funciona de Securitas Direct es el cobro de la cuota". Boye ha afirmado que "así es".

La profesora de Historia Esther López también ha contestado: "Vaya, vaya. Securitas Direct parece que sólo funciona con los okupas, pero cuando te roban o te espían, las pruebas se autodestruyen". Y Boye, nuevamente, ha sentenciado: "Así es, amiga".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat