Una jueza  del Juzgado de Primera Instancia número 10 de Barcelona ha condenado al periodista Alfonso Rojo y a su medio de comunicación Periodista Digital a indemnizar con 40.000 euros a los titiriteros, que en 2016 estuvieron cinco días en prisión porque durante la representación de una obra donde uno de sus personajes llevaba una pancarta con el mensaje Gora Alka-ETA.

La magistrada ha considerado que Rojo ha vulnerado el derecho al honor de los titiriteros a los que en diferentes artículos publicados en 2016 los califica de “facinerosos”, “etarras”, “proetarras” y “titirietarras”, según ha avanzado Eldiario.es

Intromisión al derecho al honor

Tal como se remarca en la sentencia, fechada el 13 de octubre, estas afirmaciones son “inequívocamente injuriosas, ofensivas, vejatorias, ultrajantes e innecesarias”. Además, ha considerado que estos términos son una intromisión ilegítima en el derecho al honor de los titiriteros sin que esté amparada por la libertad de información, ya que no cumple el requisito de veracidad. 

“Ninguno de los artículos aporta información o se refiere a fuentes de prueba que corroboren la pertenencia o vinculación de los actores al grupo terrorista ETA, ni que se trate de delincuentes habituales”, ha alegado la magistrada, en una resolución que no es firme. 

A juicio de los artistas, los títulos de los artículos  Así defiende la izquierda mediática a los titiriteros etarras, La concejala de los titirietarras fundo una marca blanca de Batasuna, Uno de los titirietarras de Carmena milita en un grupo anarquista que visita a presos etarras, los vinculan falsamente con la banda terrorista ETA.  Por su parte, Rojo y Periodista Digital defienden que están encuadrados en el derecho a la libertad de información, expresión y opinión. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat