El Govern de la Generalitat ha lanzado un toque de alerta a raíz del repunte que han experimentado en las últimas 24 horas los datos sobre la incidencia del coronavirus en Catalunya y ha hecho un llamamiento a "evitar al máximo la actividad social". "Esto nos podría indicar que la tendencia empiece a cambiar otra vez", ha advertido la consellera de Presidència, Meritxell Budó, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern.

Los datos que se han conocido hoy muestran un crecimiento en las cifras de contagios y muertes por coronavirus, una semana después de ponerse en marcha la desescalada de las restricciones dictadas por el Govern y a las puertas del puente del próximo fin de semana. Según estos datos, la últimas 24 horas, el índice de contagio ha pasado de 0,78 a 0,84.

Cambio de tramo

"Si seguimos esta tendencia, estamos en riesgo de poder llegar a 0,9. Si hacia el jueves de esta semana continúa esta tendencia, con mucha probabilidad no podríamos pasar de fase", ha advertido Budó, que no ha escondido la preocupación del ejecutivo ante los datos. En cualquier caso, la decisión sobre si se puede o no pasar de tramo el 7 de diciembre se adoptará entre el jueves y viernes de esta semana y la consellera ha mostrado la confianza en que se pueda seguir progresando en la desescalada.

No obstante, ha insistido repetidamente sobre el riesgo de que estos datos se disparen e impidan preservar la posibilidad de mantener, aunque reducidas, las reuniones familiares de Navidad. "Lo que hagamos en este puente puede tener consecuencias para la Navidad", ha advertido. En este sentido, ha recordado que el confinamiento municipal se mantiene vigente en todo el territorio y por lo tanto, aunque haya un traslado a la segunda residencia, no se podrá cambiar de municipio.

gobierno 1/XII aragonés budó / Jordi Bedmar

El vicepresident, Pere Aragonès, y la consellera Budó durante la reunión de Govern / Jordi Bedmar

Elecciones

Con respecto a la mesa de partidos que se ha convocado para este viernes, Budó ha explicado que el objetivo es "afrontar y validar conjuntamente" con los partidos los protocolos elaborados por el Govern y el Procicat para garantizar que el 14-F se pueda llevar a cabo la jornada electoral de manera segura, así como los derechos democráticos de participación política.

Después de las últimas polémicas sobre el calendario electoral, la consellera ha evitado entrar a valorar si se tienen que aplazar o no las elecciones a raíz de la pandemia. No obstante, ha recordado que es el Govern quien tiene la última palabra sobre el mantenimiento o no del calendario electoral, pero que lo decidirá escuchando a los partidos.

Ximo Puig

Por lo que respecta a la reunión de esta tarde del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, con el vicepresident, Pere Aragonès, con motivo de la visita del político valenciano a Catalunya, Budó ha asegurado que "es una visita de cordialidad, de cortesía", y que "a falta de president de la Generalitat ,se encontrará con el vicepresident".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat