La consellera de Salut, Alba Vergés, no ha querido descartar este domingo que el Segrià se tenga que confinar de manera más estricta en las próximas semanas si la situación epidemiológica no mejora. "No podemos descartar nada", ha dicho en una entrevista en el Via Lliure de RAC1.

Vergés ha pedido a la ciudadanía ser "consciente" porque la Covid-19 "no es ninguna broma". "Sabemos qué puede pasar, pero si la gente interioriza las medidas no tendría que hacer falta", ha dicho, en referencia a un confinamiento más duro o al cierre de la actividad económica. Vergés ha insistido en "bajar la actividad social" y hacer un "caso estricto" de las medidas como el uso de la mascarilla, la distancia social y el lavado de manos.

Vergés ha negado que se haya actuado tarde en el caso de Lleida y ha remarcado que las decisiones se tienen que anunciar cuando "todo está cerrado" y no antes. La consellera ha confiado en que no haya que alargar las restricciones en el Segrià aunque ha admitido que 15 días no son demasiados para hacer bajar la curva.

Sobre la situación de los temporeros sin papeles ni trabajo que están en la zona, Vergés ha dicho que tanto el Govern como el Ayuntamiento de Lleida habían tomado muchas medidas y ha acusado al Estado de "mirar hacia otro lado".

La consellera ha dicho que intentarán "respetar vacaciones y descansos" del personal sanitario de Lleida porque en los últimos meses se han vivido situaciones muy duras a nivel físico, emocional y profesional y no se sabe qué vendrá en el futuro. "Hace falta que la gente pueda tener descansos", ha afirmado, admitiendo que si hace falta harán un llamamiento al personal de otras zonas para que ayude en Lleida.

Lleida vuelve al confinamiento

El Segrià es la primera comarca de Catalunya que sufre un rebrote lo bastante grave como para dar marcha atrás y volver a confinarse. Desde las cuatro de la tarde de este sábado, nadie puede entrar o no salir de la comarca si no es por motivos laborales o justificados.

Los más de 200.000 residentes en el Segrià sí que pueden moverse por la comarca, pero están prohibidas las reuniones de más de 10 personas, y se restringen de nuevo las visitas a las residencias de personas mayores. La comarca registra una tasa de incidencia de la Covid-19 de 149,1 personas contagiadas por cada 100.000 habitantes en los últimos quince días. Los Mossos hacen controles en las carreteras con unos 200 efectivos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat