El Gobierno español ha negado un trato desigual entre Barajas y El Prat. Incluso algún medio de Madrid ha publicado que Aena dedica "recursos idénticos" a los filtros de seguridad de ambos aeropuertos: 23,6 millones de euros en Barcelona y 23,7 en Madrid. Pero basta con ir al registro de contratos de Aena para descubrir la trampa de este dato: la adjudicación inicial de Barajas era para un año y la de El Prat, para dos. El gestor aeroportuario acaba gastando casi el doble en la capital española.

Con respecto al aeropuerto de El Prat, según consta en el contrato, Aena adjudicó en junio de 2016 el servicio de seguridad privada en los filtros de pasajeros a la empresa Eulen por un valor de 23,1 millones de euros (después licitado por 23,6 millones). A eso hay que añadir 425.000 euros adicionales, que entraron en vigor el 1 de julio para responder a la temporada de verano. En total, 24 millones de euros para un contrato que tiene una duración de dos años: 12 millones por año.

Con respecto a Barajas, según el contrato, el gestor aeroportuario español adjudicó en julio de 2015 la inspección de pasajeros, tripulación y equipajes de mano a la empresa Prosegur por 21,7 millones (después la licitación fue de 22 millones). El contrato, sin embargo, era por un año, que después fue prorrogado dos veces, por unos valores de 21,7 millones y 23,7 millones. A eso hay que añadir una ampliación de dos millones. En total, 69,4 millones de euros, 23,1 millones por año.

De esta forma, por el mismo servicio, Aena gasta 1,9 veces más en el aeropuerto de Barajas que en el de El Prat. Sin embargo, esta proporción no responde al tráfico de pasajeros de los dos aeropuertos. Según los mismos datos de Aena, el aeropuerto de Madrid tuvo en 2016 un tráfico de 50,4 millones de pasajeros y Barcelona de 44,1 millones. De hecho, El Prat registró un crecimiento del 11,2%, frente al 7,7% de Barajas.

Los otros grandes aeropuertos

En el resto de los cinco principales aeropuertos del Estado español, las adjudicaciones son inferiores económicamente. En el aeropuerto de Palma, fue adjudicado por un valor de 20,7 millones de euros en un contrato de dos años (más una ampliación de medio millón). En el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, fue concedido por 18,2 millones en un contrato de dos años (más una ampliación de 600.000 euros). Y en el caso de Alicante, forma parte de un contrato conjunto con los aeropuertos de La Coruña, Fuerteventura, Jerez de la Frontera y Santander que, con prórrogas y ampliaciones, asciende a unos 16 millones en tres años y un mes.

El diario madrileño ABC publicó este lunes un artículo en que aseguraba que "Aena dedica recursos idénticos a los filtros de seguridad de El Prat y Barajas". Una afirmación que, con los contratos del registro de Aena en la mano, no se acaba de aguantar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat