El próximo lunes verá la luz el Fòrum d’Advocacia de la Generalitat. Se trata de la iniciativa de varios miembros del cuerpo de abogacía de la administración catalana, que quieren defender las instituciones catalanas en plena aplicación del 155. Por este motivo han constituido una asociación profesional con carácter sindical. Sus estatutos, a los que ha tenido acceso El Nacional, fueron admitidos por el Departament de Treball el pasado 23 de marzo. De esta forma, tendrá un efecto no buscado pero simbólico: adquirirá su personalidad jurídica, y por lo tanto la capacidad de obrar, el día de Sant Jordi.

"La aplicación del 155 ha sido uno de los detonantes más importantes", asegura Carles Serrano, responsable del gabinete jurídico de la Generalitat y presidente del Fòrum d’Advocacia de la Generalitat. "Nuestros objetivos están enmarcados en valores como la democracia, que se identifican claramente con la situación que vivimos bajo el 155", explica.

Los miembros fundadores son nueve, todos ellos del gabinete jurídico de la Generalitat. Aunque el colectivo al que representan es muy acotado, confían en que se sumarán bastantes juristas de la administración catalana. El principal motivo de constitución de la asociación profesional es que, en los últimos meses, han echado de menos "una cierta manifestación de los abogados de la Generalitat en defensa de las instituciones catalanas". Según señala Serrano, les une un "compromiso plenamente democrático y catalanista".

"Compromiso democrático"

Esta defensa de las instituciones catalanas queda patente en el artículo 2 de sus estatutos, que recoge los valores y principios del Fòrum d’Advocacia de la Generalitat. Concretamente, en el punto 4, aseguran "actuar al servicio del pueblo de Catalunya y con lealtad hacia las instituciones que integran la Generalitat". De la misma forma, "en tanto que organización arraigada en el país", se comprometen "con la defensa, difusión y promoción de la lengua catalana".

En sus estatutos, la asociación profesional reivindica otros valores y principios, como la justicia, la excelencia profesional, la transparencia y la ejemplaridad. Entre estos hay el respeto a los derechos humanos, civiles y sociales.

palacio generalidad mossos|mozos cacheo guardia civil sergi alcazar (7)

Foto: Sergi Alcàzar

Consecuencias del 155

Además de la defensa de las instituciones catalanas, el Fòrum d’Advocacia de la Generalitat también se plantea otros objetivos, como la lucha contra la corrupción y el uso de la administración "al servicio de intereses espurios y fraudulentos", como indica Carles Serrano. No obstante, añade, el 155 también es un obstáculo en este ámbito. Por ejemplo, explica, se han paralizado proposiciones de ley como la de protección de los denunciantes y otras medidas de lucha contra la corrupción.

Como recoge el último inventario de daños elaborado por la plataforma ServidorsCAT, la aplicación del artículo 155 ha paralizado toda una serie de iniciativas legislativas no finalizadas. Concretamente, han decaído 56 proposiciones de ley o nueve proyectos de ley. En total, las iniciativas caídas son 108.

"El trabajo de los abogados está afectado en el momento en el que no hay actividad normal de la administración", denuncia Carles Serrano. "La lista de normas y proyectos normativos paralizados es enorme. Y todo eso ahora está parado", añade. "El 155 afecta totalmente el funcionamiento interno de la administración, ya pueden decir lo que quieran".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat