El Col·legio de l'Advocacia de Barcelona (ICAB) ha decidido celebrar la sesión solemne de la festividad de Sant Raimon de Penyafort, su patrón, este viernes a puerta cerrada, sin discursos de políticos y sin la presencia de la prensa. La ministra de Justicia, Dolores Delgado, asistirá al acto, que empieza a las cinco de la tarde, mientras que la consellera de Justicia, Ester Capella, tenía previsto estar pero finalmente no podrá ir por motivos de agenda.

En febrero del año pasado, en plena aplicación del artículo 155 y sin Govern, la máxima autoridad fue el president del Parlament, Roger Torrent, que hizo referencia a los "presos políticos", cosa que provocó el reproche del entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, y que el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, y el fiscal superior de Catalunya, Francisco Bañeres, se levantaran y se marcharan en señal de protesta.

Este 2019 el acto solemne de la festvitat de Sant Raimon de Penyafort se hará sin que los medios de comunicación puedan seguirlo en directo, como ya pasó con el acto que organizó el Colegio en motivo de la celebración del 40 aniversario de la Constitución y en el cual participó Alfonso Guerra.

Formado pequeño

En los últimos años, el acto solemne de Sant Raimon, donde se dan varias medallas conmemorativas, se celebraba en auditorios de gran capacidad, como el Palacio de Congresos de Catalunya, e intervenían, entre otros, el decano del ICAB, el conseller y el ministro de Justicia, o incluso el presidente de la Generalitat, además de contar con la presencia del presidente del TSJC, del fiscal superior y otras altas autoridades del mundo jurídico, acto que podía estar seguido en directo por los medios de comunicación.

En el 2018, con la nueva junta directiva del ICAB -presidida por|para y en plena aplicación del 155, el acto se hizo en la sede del Colegio de Abogados, en un recinto mucho más pequeño y los medios de comunicación lo siguieron desde una sala anexa mediante una pantalla gigante. La máxima autoridad de Catalunya presente en el acto era Torrent, y en su discurso hizo referencia a la situación política y judicial del país y nombró a los políticos independentistas encarcelados como "políticos presos", fórmula lingüística que enojó a diversos de los presentes, entre los cuales Barrientos y Bañeres, que se marcharon. También la decana, Eugènia Gay se enfadó con Torrent.

Este año, ya con Govern, la directiva del ICAB ha decidido hacer el acto sin que los medios lo puedan seguir en directo y sin que los cargos políticos pronuncien discursos. La máxima autoridad será la ministra Delgado, mientras que la consellera Capella, que inicialmente tenían que asistir, finalmente no lo hará.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat