El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sabe que tiene tiempo hasta el día de la votación de su relevo, previsiblemente el 14 de junio, para intentar partir el laberíntico pacto de 8 partidos que ha formado una nueva mayoría. Y se aplicará con dureza hasta entonces. Netanyahu centra los esfuerzos en presionar Yamina, que considera el eslabón débil o más influenciable.

"Naftali Bennett [líder de Yamina y posible nuevo primer ministro] ha vendido el desierto del Neguev a los islamistas del partido Raam", ha soltado, en alusión a que el pacto de gobierno prevé conceder al sector árabe israelí cerca de 8.000 millones de euros para la legalización de varias localidades beduinas que se construyeron ilegalmente en el Neguev. És una concesión al partido Raam.

Netanyahu también presenta el gobierno de 8 partidos como una formación radical de izquierdas.

Mientras tanto, la fragilidad del pacto de gobierno se ha puesto de manifiesto también con la concentración de unas 880 personas delante de la casa del número dos de Bennet, protestando contra el acuerdo. Los que protestaban son de la tendencia sionista religiosa e iban con emblemas de color naranja, que recuerdan los colores que utilizaron a los judíos que vivían en Gush Katif en Gaza, y que fueron deportados de forma unilateral por Ariel Sharon el 2005 en un gesto que no fue correspondido, según Jerusalem Post.

Naftali Bennett ya anunció el domingo que había llegado a un acuerdo de coalición con el partido centrista y laico Iesh Atid (Hay futuro), Yair Lapid, a quien se había encargado formar gobierno, pero les faltaban apoyos para conseguir la mayoría, que ha acabado llegando con los islamistas. Al final el gobierno del cambio tendrá una compleja mezcla de derechistas e izquierdistas, religiosos y laicos, halcones y palomas, y también el partido islamista.

El pacto, además de Yamina, Iesh Atid i Raam, incluye Avoda (Partido Laborista), Meretz (Nuevo Movimiento, izquierda verde sionista), Kahol Lavan‎ (Azul y blanco, sionismo centrista), Tikva Hadasha (Nueva Esperanza, derecha laica), y Yisrael Beytenu (Israel Nuestra Casa, derecha sionista revisionista y laica). Estos son los diputados de cada una de estas formaciones: Iesh Atid (17), Kahol Lavan (8), Yamina (7), Avoda (7), Yisrael Beiteinu (7), Tikva Hadasha (6), Meretz (6) y Raam (4).

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat