La Cámara de los Comunes del Parlamento británico ha votado en contra del acuerdo del Brexit negociado entre el gobierno de Theresa May y la Unión Europea este martes por la noche, dos años y medio después de que los británicos votasen en un referéndum a favor de salir de la UE. Un total de 432 diputados -118 de los cuales miembros de su partido- han votado en contra del acuerdo de May, que solo ha recibido 202 votos a favor de su pacto con la UE, en la que supuesto la derrota más grande del gobierno británico en una votación desde 1918.

Como todo indicaba la primera ministra May, quien ha negociado el pacto, ha perdido la votación después de que muchos diputados conservadores y sus 10 aliados del Partido Democrático Unionista (DUP) hayan votado en contra por el descontento con la salvaguarda sobre la frontera irlandesa.

A partir de ahora y después de perder la votación, la primera ministra tiene, en teoría, tres días parlamentarios hábiles, hasta el lunes 21 de enero, para dar a conocer un plan alternativo a su pacto del Brexit o anunciar la salida del Reino Unido de la UE. 

Ahora bien dentro de estos tres días parlamentarios hábiles se pueden dar cinco escenarios diferentes que pueden hacer variar significativamente el rumbo del Reino Unido para salir de la UE. En primer lugar puede ser que la oposición, seguramente los Laboristas, presenten una moción de censura al gobierno de May. En segundo lugar, la primera ministra todavía tiene la potestad de convocar un segundo referéndum por el Brexit o convocar unas elecciones generales. En tercer lugar May podría anunciar una renegociación del pacto con la UE y por último, también podría anunciar el denominado "Brexit duro", es decir marchar de la UE sin ningún tipo de acuerdo.

El principal escollo para muhos diputados que han rechazado el acuerdo es la salvaguarda, pensada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas, porque temen que deje atado al Reino Unido a las estructuras de la UE en contra de su voluntad, en caso de que Londres y Bruselas tarden más de lo esperado en sellar un acuerdo comercial durante el periodo de transición, del 29 de marzo de 2019 a finales de 2020.

May apela a la "responsabilidad"

Durante su discurso ante los Comunes, Theresa May, ha apelado a la "responsabilidad" de los diputados en una votación "histórica que definirá el futuro" del Reino Unido y ha alertado que votar en contra del acuerdo generará "incertidumbre, división y riesgo" de uno Brexit duro. "La votación de hoy no tendría que ser el que es mejor para el líder de la oposición, sino el que es mejor por el país", ha defendido May.

Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha asegurado durante su intervención que confía que May pierda la votación y convoque "elecciones generales".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat