La Fiscalía encargada del caso de la agresión al diputado ultra alemán Frank Magnitz, ha revelado que las imágenes captadas por cámaras de vídeo instaladas en la zona no se ajustan a la versión que dio Alternativa por Alemania, que habló desde el primer momento de un "intento de asesinato".

Según al portavoz de la Fiscalía de Bremen, Frank Passade, las cámaras captaron el ataque en su totalidad. Muestran cómo tres hombres se acercan al líder regional de AfD, Frank Magnitz, por la espalda. Uno de ellos salta sobre él, lo empuja y este se cae. No se ve nada más. "Damos por hecho que la herida en la cabeza se la produjo él mismo al caer", ha declarado Passade. La Fiscalía ha variado por ello la investigación, y de "intento de homicidio" ha pasado a ser de lesiones corporales.

Dos empleados encontraron a Magnitz en el suelo y lo condujeron al hospital. Momentos después AfD emitió un comunicado informando de que el diputado habría sufrido un ataque de odio, y publicó la fotografía. Afirmó que tres encapuchados le pegaron con una viga de madera en la cabeza, y que después lo golpearon cuando ya estaba en el suelo.

Este fue el tuit de AfD.

Las imágenes de las cámaras sin embargo no muestran ninguna patada. "Las secuencias visionadas no permiten concluir que se tratara de una agresión", afirma la Fiscalía. Algunos medios locales han especulado con la posibilidad de que sólo fuera un intento de robo. Magnitz no recuerda qué sucedió, a causa de su estado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat