Las diferencias entre las fuerzas del ejército de Marruecos y el Frente Polisario son abismales. Si los primeros cuentan con un total de 195.000 soldados activos y 150.000 más en reserva, los segundos solo disponen de un total de efectivos que se sitúa entre los 6.000 y los 7.000 combatientes.

Ahora bien, las fuerzas armadas saharauis tienen un as en la manga, y el estallido del conflicto este mes de noviembre ha provocado que lo empiece a utilizar: los centenares de miles de refugiados que viven en los campamentos de Tindouf, en Argelia. El total de población en estos campamentos es de más de 170.000 personas.

Así lo explica a ElNacional.cat la Fatimatu Bachir, una joven saharaui de 23 años que vive con sus abuelos en el campamento de Auserd y que en su tiempo libre se dedica a enseñar el castellano a las personas mayores. Son miles los jóvenes que se han apuntado para estar con el Frente [Polisario]. Ya han abierto varias escuelas militares porque son muchos los jóvenes que han dejado sus estudios y trabajos. Prácticamente todos los que tienen más de 18 años se han apuntado. También hay chicas", explica.

"A partir de ahora, todas las regiones militares están movilizadas. Se han abierto las escuelas castrenses, que se están llenando de gente y donde se ofrece entrenamiento exprés para que puedan incorporarse lo más pronto posible al campo de batalla", decía a EFE en la misma línea un responsable militar que prefirió no ser identificado por seguridad.

voluntaris front polisario - @talebsahara

El presidente de la República Saharaui, Brahim Gali, saluda a los jóvenes voluntarios que se han unido al ejército / Foto: @TalebSahara

La ONU, desaparecida en combate

Bachir justifica la necesidad de escalar el conflicto atendiendo al pasotismo de la comunidad internacional. "Es triste que en 30 años España, como potencia administradora, y la ONU no hayan podido cumplir con su deber", ha denunciado. "La llamada MINURSO [Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental] no ha hecho nada para impedir las torturas y los encarcelamientos diarios de saharauis por parte de Marruecos en los territorios ocupados", critica.

campament sahara occidental Auserd - Fatimatu Bachir

El campamento de refugiados saharauis de Auserd / Foto: Fatimatu Bachir

De hecho, la MINURSO es la única de las 16 misiones de paz de la ONU que no ha podido entrar nunca, en su caso en Marruecos, para analizar y examinar las vulneraciones de derechos humanos. "Hemos sido muy pacientes y nos han engañado mil y una veces. Con respecto a España hemos entendido que sus políticos trabajan para Mohammed VI, sino no se explica el odio que nos tienen. Sobre todo el PSOE", lanza.

"En 30 años esta es la primera vez que se nota y se siente que estamos haciendo alguna cosa para conseguir nuestra libertad. Tanto el pueblo saharaui como el Frente Polisario estamos cansados de esta situación y por eso hemos tomado esta decisión. Esta guerra nadie la quiere, pero es la única salida que nos han dejado", afirma. Para la joven saharaui solo hay una opción que evitaría la guerra: que España descolonice el territorio "como Portugal hizo con Timor Oriental". "O esta guerra continuará hasta ver un Sáhara Occidental libre", sentencia.

 

Imagen principal: Jóvenes soldados saharauis patrullan en las zonas liberadas del desierto próximas al muro de separación con el Marruecos / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat