El martes de esta semana el gobierno de Bashar Al-Assad bombardeó presuntamente con armas químicas la población de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib. El hecho provocó reacciones a nivel mundial y la respuesta por parte norteamericana ha llegado este viernes con el bombardeo a una base aérea del ejército de Siria, cerca de la población de Homs.

¿Qué sabemos hasta ahora?

  • El ejército de los Estados Unidos ha bombardeado por primera vez una base del ejército sirio.
  • El pentágono afirma que se han lanzado 59 misiles Tomahawk en la base aérea de Al Shayrat, en Homs.
  • El ataque habría provocado al menos 6 militares muertos y una decena de heridos, según el ejército sirio.
  • Países como Israel, Arabia Saudí, el Reino Unido o Australia, entre otros, apoyan el ataque norteamericano.
  • Rusia condena la acción norteamericana y la califica de "agresión". Al mismo tiempo, anuncia repercusiones, como la cancelación del acuerdo que mantienen ambos países que garantizaba la seguridad aérea en operaciones en Siria. La semana que viene, el secretario de estado norteamericano, Rell Tillerson, visita Moscú.
  • La acción fue anunciada previamente a países como el Reino Unido, Israel o Australia, entre otros, pero no se ha votado en el Consejo de Seguridad de la ONU ni en la Cámara de Representantes norteamericana.
  • El Estado español también ha reaccionado al ataque. Según el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, "nosotros lo condenamos expresamente y esperamos que toda la comunidad internacional reaccione y consiga encontrar una salida a la situación en Siria que coincida con los parámetros que siempre hemos defendido: una Siria pacífica y unida en el futuro".