Tal día como hoy del año 1877, hace 143 años, moría en Madrid el médico y político Pere Mata i Fontanet. Nacido en Reus el año 1811, durante su vida ocupó varios cargos políticos como representante de la rama más progresista del liberalismo español. Fue alcalde de Reus (1841), diputado en las Cortes en dos ocasiones (1869-1871 y 1872) y gobernador civil de la provincia de Madrid (1871). Su etapa de máxima actividad política coincidiría con los gobiernos de Joan Prim (de quien era amigo íntimo) y con los inmediatamente posteriores al asesinato del general de Reus.

Durante su juventud tuvo un papel destacado (como fundador o como director) en los rotativos más progresistas que se editaban en Barcelona (El Propagador de la Libertad o El Vapor). Y fue uno de los dirigentes del grupo de los sansimonistas de Barcelona, formado por intelectuales y científicos como Monlau i Roca, Andreu i Covert-Spring, Milà i Fontanals o Ribot i Fontseré, que postulaban un socialismo utópico. Durante este periodo, participó activamente en bullas (revueltas urbanas populares) y sufrió prisión, exilio y destierro.

Pero allí donde destacaría especialmente sería en su faceta académica y científica. Fue rector de las universidades de Madrid y de Barcelona y fue el fundador de la medicina forense en el estado español. En 1843 la Universidad de Madrid le encomendó la creación de la cátedra de Medicina Legal. Y en 1862 creaba el primer cuerpo de médicos forenses de la historia del estado español. En su investigación y en su proyecto, Mata se inspiraría en la figura y en el trabajo de Mateu Orfila (Maó, 1787 – París, 1853), de quien había sido alumno; y que, en Francia, había sido el fundador de la toxicología moderna.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat