Tal día como hoy del año 1905, hace 115 años, un grupo de 300 militares españoles (oficiales y soldados de la guarnición de Barcelona) asaltaron las sedes del semanario satírico Cu-Cut! y del diario La veu de Catalunya y los talleres de la imprenta Bagunyà. Como resultado de estos ataques, las redacciones y el taller quedaron totalmente destruidos y resultaron heridas varias personas.

Estos hechos venían precedidos de una fiesta que se había celebrado en el local de la Lliga Regionalista después de la victoria electoral catalanista en las elecciones municipales de 1905. Al concluir la fiesta, los asistentes salieron a la calle cantando el himno de Els Segadors y fueron tiroteados por militantes del PRR (de Lerroux), desde las ventanas de la sede de este partido.

Este tiroteo causó varios heridos de bala, entre los asistentes a la fiesta de la Lliga Regionalista. La policía española no abrió ninguna investigación y no practicó ninguna detención y la prensa de Madrid lo publicó como una simple reyerta entre militantes de dos partidos políticos ideológicamente opuestos. La falta de respuesta por parte de las autoridades gubernativas españolas en Barcelona sería la chispa de la violencia que culminaría con los hechos del Cu-Cut!

El rey Alfonso XIII y el Gobierno, lejos de investigar los hechos y detener a los responsables del tiroteo contra los militantes de la Lliga Regionalista y del asalto e incendio de las redacciones del Cu-Cut! y de La veu de Catalunya y de la imprenta Bagunyà, desató una terrible oleada represiva contra los partidos políticos y los sindicatos catalanistas, que llegaría apoyada por la suspensión de las garantías constitucionales en el territorio de las cuatro provincias catalanas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat