El 6 de diciembre de 1932 se constituyó el primer Parlament de la Catalunya contemporánea, después de la puesta en marcha del Estatut de Núria. Lluís Companys fue designado presidente de la cámara, fruto de los equilibrios internos en la ERC de la época.

El president Francesc Macià escogió como sede del legislativo catalán el antiguo arsenal del Parc de la Ciutadella, la construcción borbónica que había destruido gran parte del antiguo barrio de la Ribera de Barcelona para reprimir la capital catalana, y que el general Prim había devuelto a la ciudad. El decorador Santiago Marco dirigió las obras de adaptación y decoración, que fueron coordinadas por el entonces conseller de Governació, Josep Tarradellas.

El anterior precedente de autogobierno, antes de la Generalitat, fue la Mancomunitat de Catalunya (1913-1925), suma de las cuatro diputaciones, que fue abolida por la dictadura de Primo de Rivera.

El Parlament de la etapa de la República española duró hasta la Guerra Civil y fue nuevamente cerrado en 1938, en este caso por la dictadura de Franco.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat