El gremio de restauración de Barcelona ha criticado las nuevas restricciones que este lunes anunció el Govern para intentar contener el elevado incremento de contagios de la Covid. Entre las nuevas medidas anunciadas encontramos el cierre de bares y restaurantes a las 00:30 h, ante este nuevo impedimento el Gremio ha animado a la Generalitat "a centrar la mirada en los encuentros sociales que se producen fuera de los espacios reglados".

Según apunta el gremio, "en estos encuentros, a menudo multitudinarias y donde participan personas que todavía no están vacunadas, el cumplimiento de las medidas sanitarias no acostumbra a ser especialmente riguroso". En este sentido, el director del gremio, Roger Pallarols, considera que estos espacios son el foco de contagio y no las actividades regladas como la restauración, el comercio o cultura. En eso, añade que "no perdemos de vista que bares y restaurantes han funcionado de manera estable desde Semana Santa con una incidencia nula sobre la evolución de los contagios".

Desde el gremio también aseguran que este nuevo recorte del horario, de 30 minutos, tendrá un impacto relativo en la mayoría de establecimientos, pero Pallarols asegura que lo que preocupa en el sector es "la afectación anímica que tendrá, una vez más, el discurso político de los 'pasos atrás'. Los ciudadanos estamos agotados, hemos pasado un invierno con restricciones severas y esperábamos tener un verano tranquilo. El ánimo de los restauradores está por el suelo: personas al límite de sus capacidades, angustiadas por las deudas y por el miedo a que, tal como pasó el año pasado, el verano vaya de mal en peor a partir de este momento".

Las nuevas restricciones

Las medidas que anunció ayer el Govern tienen como objetivo limitar la movilidad y los contactos y que se centran en limitar el final de todas las actividades a las 00.30 horas de la noche. Tanto los servicios a domicilio como los actos culturales y sociales. Con respecto a los actos culturales, se tendrá que hacer todo con el público sentado. La medida afecta directamente a los festivales de verano tal como se habían estado haciendo hasta ahora, como en el caso del Canet Rock o el Cruïlla.

Además, el Govern también preguntó a los ayuntamientos que desde las 00.30 h hasta las 6 h se restrinja el acceso en todo tipo de espacios públicos como parques o playas dónde se puedan hacer encuentros. Al mismo tiempo, todos los encuentros podrán ser, como máximo, de 10 personas, si no son de nuestra burbuja familiar.

Esta última restricción tendrá una excepción y es que el Procicat ha determinado un aforo del 70% para bodas, entierros o actos religiosos dentro de las iglesias. Con respecto a los convites en los restaurantes, las mesas tendrán que ser de seis comensales al interior y de diez en el exterior.

Además, tampoco se podrá comer ni beber en la vía pública. Y con respecto a los aforos, se establecen 2,5 metros cuadrados por persona en los espacios. Por lo tanto, tanto las salas y espacios cerrados como los espacios abiertos tendrán que recalcular el número de gente que pueden acoger.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat