El presidente de Banco Sabadell Josep Oliu, ha negado que la entidad que preside vaya a participar en una operación de fusión "hoy por hoy", pero no descarta que otras entidades financieras puedan hacerlo este año.

Oliu ha matizado así un discurso que pronunció hace unos días en el que dio a entender que Banco Sabadell estaba abierto a una fusión al explicar que las entidades buscan optimizar costes en un contexto de bajos tipos de interés como el actual.

"Hoy por hoy no contemplamos ninguna fusión específica. El banco está centrado en sus planes comerciales, ahorros de costes progresivos e inversiones en el terreno digital", ha explicado en la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados del ejercicio 2019.

Oliu también ha recordado que el banco está centrado en la reducción del coste de riesgo o en otros proyectos periféricos como México, que "avanza con buen pie, pero aún está en fase de despliegue". "Nuestra hoja de ruta actual no contempla más que lo que acabo de decir", ha apostillado Oliu, que ha asegurado "no temer" una oferta de adquisición de acciones (OPA).

Fusiones de competidores

Respecto a posibles fusiones de competidores, el presidente de Banco Sabadell ha aseverado que "no tiene una bola de cristal ni conoce las intenciones de los demás", pero que, aunque ahora mismo no sabe de ninguna operación en concreto, no descarta que pudiera pasar a lo largo del año. Con todo, Oliu ha añadido que lo importante es que un banco tenga un proyecto de "crecimiento de valor", lo que no quita que dentro de los planes se vayan desarrollando iniciativas y que en algún momento una fusión pudiera tener sentido.

Josep Oliu Jaume Guardiola Banc Sabadell EFE

Josep Oliu y Jaume Guardiola, durante la presentación de los resultados. Foto: EFE

Ventas de activos

Por otro lado, el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, no descarta que se sigan produciendo ventas de activos no estratégicos. Según ha explicado, han hecho una reflexión y todas aquellas cosas que no son cruciales ni esenciales, que estén fuera del core business y no tienen futuro dentro del banco, se desinvertirán, sobre todo mediante acuerdos con grandes players internacionales.

"Nuestro negocio está centrado en la banca de clientes y en la distribución de servicios bancarios en España, Inglaterra y México, en otro tipo de negocio estamos mejor con un acuerdo estratégico", ha precisado. Recientemente la entidad ha vendido su gestora a Amundi. En este sentido, Guardiola ha indicado que, pese a que borra del resultado global unos 34 millones de euros, esta operación se ha hecho para crecer.

Nuevos impuestos a la banca

Oliu también se ha posicionado sobre la posibilidad de que el Gobierno establezca un nuevo impuesto al sistema financiero o que se eleve la presión fiscal al sector. "Esto sería muy contraproducente en estos momentos, no lo vemos con buenos ojos, porque un banco es una empresa como cualquier otra", ha señalado.

En su opinión, las distorsiones en el mercado podrían ser "muy malas" para el país, por lo que no cree que se vaya a discriminar al sistema financiero español respecto al resto de Europa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat