El exponencial crecimiento del 22@ como hub de empresas e innovación es un hecho. Ya hacen más quince años que el 22@ funciona como atractivo de inversores, emprendedores, grandes multinacionales y promotores, y los datos evidencian el gran crecimiento de la zona. "Hemos pasado de ser el Manchester catalán a acercarnos en el Silicon Valley catalán", apunta al director del 22@ Network, Xavier Monzó.

De hecho, con datos del 2017, desde el 2004 se han instalado más de 5.000 empresas en el 22@, que suenan trabajo a unos 60.000 trabajadores. En el conjunto del distrito, se han instalado unas 9.000 empresas que dan trabajo a 100.000 personas. Estos datos se desprenden del balance de los 15 años del distrito y el adelanto del informe presentado hoy por el equipo del 22@ Network -la asociación de empresas e instituciones del distrito - y Cushman&Wakefield. Además, durante los próximos tres años, el distrito del 22@ espera 25.000 trabajadores nuevos

Al mismo tiempo, estos datos aseguran que el 72% de los trabajadores de estas empresas son universitarios, el 32,2% son titulados y el 35,5% son mujeres. Según explica Eusebi Carles de Cushman & Wakefield, el 22@ "tiene mucha heterogeneidad industrial y hay 3 tipologías: startups, que están creciendo mucho, grandes multinacionales del sector tecnológico, digital y medía -como Mediapro, Indra, etcétera- y campus universitarios -UPF o UPC- y centros de investigación", asegura.

De hecho, "hay muchas compañías que buscan desde aquí el talento que quieren e instalan centros de innovación y de investigación en ámbito europeo y ámbito mundial para atraerlo", apunta a Carles.

La principal conclusión que extraen es, pues, que "todos los actores fundamentales del mercado van en la buena dirección y el stock crece en aquellas zonas donde tiene que "crecer". De hecho, en lo que llevamos de 2019 ha crecido 23.000 metros cuadrados. Con todo, el 22@ nació como un proyecto a 40 años vista y un techo de 4 millones de metros cuadrados, y hasta ahora ya se han alcanzado 1,4 millones y con una tendencia al prealquiler -alquilar antes de que se pueda entregar el edificio- cada vez más creciente.

El prealquiler y el aumento de los precios

En años buenos Barcelona absorbe unos 400.000 m2 en alquileres de oficinas, en la totalidad de la ciudad. Hasta ahora, los principales núcleos donde se concentraba la absorción eran la zona del Paseo de Gracia y Diagonal, en el centro de Barcelona, pero el 22@ se está haciendo un lugar cada vez más claro como zona a tener en cuenta a la hora de alquilar oficinas o instalar centras de investigación e innovación. Sólo en el primer trimestre del 2019, se han absorbido hasta 58.000 m2 en el 22@, cifra que crece hasta los 80.000 m2 hasta el mes de mayo, y creciendo al ritmo del 30% en los últimos años, "cosa que quiere decir que el 22@ se va consolidando como hub", apuntan.

Como ya es sabido, la zona cuenta con gran cantidad de espacios de coworking, los cuales en torno a un 25% de la demanda es por parte del sector de las startups y la emprendeduría, cosa que denota un perfil diferente entre los agentes de este distrito y el de las entrañas de la ciudad.

Con todo, actualmente el 22@ cuenta con un 4,26% de superficie que estaría disponible inmediatamente, lo que equivale a 47.000 metros cuadrados, y la disponibilidad ha seguido reduciéndose, cosa que es bueno porque quiere decir que hay demanda y el distrito coge una masa crítica superior".

Uno de los efectos que comporta esta demanda creciente y la instalación de grandes empresas en la zona es un aumento de los precios alquiler, y también de la renta media. De hecho, las rentas crecieron un 4,5% en el distrito el año anterior, y este año han subido otro 10%.

Por último, se está dando cada vez más la necesidad de prealquilar, algo que en Barcelona era una anécdota, pero "si nos quedamos sin materia prima, eso puede suponer un ahogamiento de la demanda, y por eso hemos ido haciendo prealquileres", explica Carles.

En este sentido, los 23.000 m2 que se han entregado este año ya se han entregado prealquilados en su totalidad, y los 75.000 m2 que tienen que venir probablemente el 75% ya estará prealquilado antes de entregar. El prealquiler, sin embargo, era un tema anecdótico en Barcelona, porque para prealquilar espacios hace falta que las compañías sean muy grandes, y se producen a partir de los 5.000 m2 hacia arriba, porque tienen que ser capaces de hacer una anticipación mínima de 2 años. "El prealquiler por autonomasia en Barcelona fue la torre Agbar, pero fue el precedente de lo que está pasando ahora".

Retos de futuro

Por último, desde la asociación alertan de algunos retos por hacer del 22@ todavía una mejor solución por la ciudad. El transporte es el principal problema, ya que las estaciones de Renfe están un poco demasiado lejos, y el metro de Glòries acaba conformando un tapón en las horas punta.

"Hay" que ocupar los solares pero también aumentar las infraestructuras y ya vamos tarde. Nosotros estuvimos a favor de la conexión de los tranvías, que no es nuestro principal problema pero necesitamos una solución y esta podría ser una", apunta Monzó.

Finalmente, un balance positivo: El 22@ dentro del contexto internacional es una zona que ya se conoce por todas partes y hay que explicar muy poco, lo hemos estado explicando desde el año 2000 y cada vez tenemos que hacer un esfuerzo menor. La actividad inversora e institucional, que hasta ahora se movía por Passeig de Gràcia y Diagonal, cada vez viene más para acá, porque es un mercado que demuestra liquidez y aporta tranquilidad a inversores y promotores".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat