Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) alcanzó en el 2018 los mejores registros de su historia en número de validaciones, hasta los 87,1 millones de viajes a las líneas Barcelona-Vallès y Llobregat-Anoia, hecho que representa un incremento del 3,3% respecto del año anterior, según ha informado a la compañía este miércoles.

La línea más utilizada fue la Barcelona-Vallès, que registró 64 millones de viajes, un 3,3% más que el año pasado, gracias al incremento del pasaje a las líneas S1 y S2 después de las prolongaciones de Terrassa en el 2015 y Sabadell en el 2017.

Por lo que hace la línea Llobregat-Anoia se validaron 23 millones de validaciones, hecho que también representa un aumento del 3,3%. En esta línea, se ha detectado un aumento global de la movilidad, sobre todo concentrado en el tramo entre Colònia Güell i Martorell Vila, en la segunda corona, con un crecimiento del 7,4%, muy por encima de la media de la línea. Por otra parte, el servicio de cercanías, en los ramales de Igualada y Manresa, ha aumentado también, con un 5% más viajes registrados este 2018.

En relación a la línea Lleida-La Puebla continúa el aumento progresivo de usuarios, con un 6,8% más, hasta los 220.700 viajes.

Por otra parte, los índices de puntualidad –los retrasos se calculan a partir de los 3 minutos- han llegado al 99,49% en las líneas metropolitanas y hasta el 99,10% en la línea Lleida-La Puebla.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat