La Unión Europea (UE) y Japón firmaron ayer, en Tokio, el Acuerdo de Asociación Económica que establecerá una zona de libre comercio con un mercado de cerca de 640 millones de consumidores que representan aproximadamente un tercio del producto interior bruto (PIB) mundial. El acuerdo entre la UE y Japón (Economic Partnership Agreement – EPA) tendrá beneficios muy tangibles por el sector agroalimentario catalán, de hasta 12,5 millones de ahorro, según explica el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

El más destacado es la desaparición de gran parte de los aranceles vigentes hasta ahora entre la UE y la cuarta economía mundial, después de los EE.UU., Zona Euro y China. El tratado supondrá, pues, un claro ahorro para la industria alimenticia catalana que se traduce en, aproximadamente, 12,5 millones de euros según datos aportados por el Área de Conocimiento y Estrategia de Prodeca que organizó en septiembre de 2017 una jornada informativa sobre oportunidades de mercado en el contexto del tratado.

Sectores más beneficiados

Los mercados de los vinos y cavas son los primeros beneficiados ya que verán cómo desaparecen los costes arancelarios de forma inmediata, una vez entre en vigencia el acuerdo en el 2019, pasando del 15% al 0%.

Asimismo, el sector porcino, que paga actualmente una media del 4,3% en aranceles, pasará también a pagar prácticamente el 0%. Otros sectores como el vacuno y el de los quesos que actualmente tienen que afrontar unas tasas arancelarias elevadas (38,5% y 29,8% respectivamente) verán reducidos los costes en esta partida de forma gradual en el transcurso de los próximos 15 años hasta llegar al 0%.

Por otra parte, los exportadores catalanes de pasta, chocolate, productos a base de cacao, dulces y galletas reducirán al 0% los gastos arancelarios en el transcurso del próximos 10 años.

Japón, mercado estratégico para Catalunya

Japón es el segundo destino de productos agroalimentarios catalanes de fuera de la EU, después de China, y el 7º mundial. Desde Catalunya, el año 2017, se exportaron 105 mil toneladas en mercancías agroalimentarias por un valor de 341 millones de euros. Estas cifras representan un incremento de más del 110%, tanto en volumen como en valor, en los últimos 5 años. Con respecto al número de empresas, 576 en el 2017, el aumento en este mismo periodo ha sido del 40%.

Japón es un mercado muy atractivo que ofrece grandes oportunidades. Es un gran importador de alimentación y bebidas, representando un 60% de lo que consume y con un mercado potencial de 126,75 millones habitantes. En eso se suma que es el cuarto mercado mundial en gasto en alimentación y la previsión es que este consumo crezca cerca del 18% en los próximos 10 años. Estas cifras explican porque Japón es país prioritario en la acción exterior agroalimentaria del Gobierno, de acuerdo con el Plan Estratégico de Acción Exterior y de Relaciones con la Unión Europea (2015-2018).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat