El presidente del Cluster de la Industria de Automoción de Catalunya (CIAC), Josep Maria Vall, ha previsto que el sector aumentará un 6% la facturación durante el 2018 y generará cerca de 2.000 nuevos puestos de trabajo en Catalunya. Vall ha asegurado, en rueda de prensa este miércoles, que la industria de la automoción vive "un buen momento" porque las empresas del sector están haciendo "nuevas inversiones y nuevos lanzamientos".

"Somos optimistas", ha asegurado. El nuevo presidente del CIAC ha remarcado que hay que potenciar la formación profesional relacionada con la automoción porque tienen "dificultados para encontrar posiciones clave" relacionadas con el "cambio tecnológico" que vive el sector. "Estamos en una revolución industrial desde el punto de vista que todos los fabricantes están investigando en nuevas concepciones del automóvil como no se había hecho hasta ahora", ha dicho Vall. Por otra parte, el presidente del CIAC ha afirmado que 2017 ha sido "un buen año" en el cual la producción de vehículos se ha mantenido, y ha pronosticado que en 2018 el volumen de fabricación de automóviles en Catalunya "irá más o menos igual".

"No hemos llegado a producir 3 millones de vehículos, nos hemos quedado en 2,8" a todo el estado español, ha explicado Vall, que también ha destacado que Catalunya se mantiene puntera con un peso aproximado del 20% sobre la producción total. El presidente del CIAC ha alabado concretamente el comportamiento de SEAT. "Podemos decir que 2017 ha sido un buen año en Catalunya, especialmente por SEAT".

El parque más viejo

Por otra parte, Vall ha lamentado que el parque de automóviles en el estado español es "el más viejo de toda Europa". "La gente cambia de coche cada 12 años y eso es muchísimo". El presidente del CIAC ha pedido a las administraciones que "hagan alguna cosa" por incentivar que se cambie de coche "más rápidamente" y así se vayan incorporando al parque de automóviles los cambios tecnológicos del sector.

El presidente del CIAC ha destacado que la previsión de crecimiento del 6% de la facturación, también se traducirá en la creación de nuevos puestos de trabajo. Concretamente con un incremento del 4% de puestos de trabajo directos en las empresas del sector. En contraste con eso, Vall ha apuntado que las empresas tienen que hacer un esfuerzo extra de formación interna de trabajadores por carencias del sistema educativo.

"Se necesitan todavía más alumnos de formación profesional y hace falta que los planes de estudios se adapten a las nuevas competencias y nuevas tareas que hay que hacer a la industria automovilística". Vall ha citado ámbitos como la realidad virtual, la mecatrónica o la logística. "El cambio tecnológico traerá cambios a nuestras industrias que se tendrán que adaptar a los nuevos tiempos", ha afirmado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat