Catalunya pisa fuerte al Mobile World Congress. Más de una cincuentena de empresas catalanas participan en la edición de este año y todas ellas tienen el mismo objetivo: hacer más fácil la vida de las personas a través de la innovación tecnológica. ¿Cuáles son algunos inventos 'made in Catalonia' que están triunfando en el Mobile?

Las empresas punteras

Sateliot ha sido la empresa encargada de diseñar, construir y enviar el satélite catalán Enxaneta al espacio. Gracias a él, Catalunya recibirá 5G en todo el territorio, un hecho que permitirá múltiples innovaciones en nuestra vida cotidiana, como la conducción remota a través de la internet de las cosas, que podría llegar dentro de poco más de un año.

Uno de los ámbitos en que la innovación tecnológica es esencial es el de salud. La Covid nos ha vuelto a demostrar la importancia de la investigación sanitaria y Eurecat es una de las empresas catalanas que se dedica. En el Mobile World Congress ha presentado su último proyecto, que detecta a través de la inteligencia artificial cánceres de pulmones que en muchos casos no se podían percibir por los médicos.

Y el coronavirus también también ha marcado la emprendeduría. Este es el caso de la empresa Ctrl4 Enviro, que mezcla el comercio y el consumo de proximidad con la tecnología visual más puntera. A través de cámaras inteligentes en directo en los puestos del mercado, el cliente puede escoger y adquirir el producto y recibirlo el mismo día en casa. De momento, ya se está implantando en la ciudad de Barcelona y muy pronto podría llegar a otros lugares del país.

En este sentido, la pandemia también nos ha influido en la manera de relacionarnos y reunirnos y por esola Fundació i2cat ha impulsado en los últimos meses un sofisticado sistema de hologramas. Con las gafas virtuales te puedes reunir con quien quieras y cuando tú quieras en cualquier rincón del mundo.

Un Mobile diferente

El primer día de Mobile World Congress (MWC) post-pandémico ha acabado con un aspecto insólito, con imágenes de pasillos medio vacíos, grandes estands desangelats, situaciones que contrastan con la afluencia de años anteriores, cuando la feria reunió a más de 100.000 personas. Este año, la organización prevé atraer en torno a 30.000 visitantes, un tercio del habitual.

La feria se ha celebrado con medidas estrictas de seguridad sanitaria. Todos los visitantes tenían que presentar un resultado de testde Covid negativo hecho como máximo hace 72 horas para entrar en el recinto de Fira de Gran Via

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat