El aeropuerto de Barcelona se prepara para vivir un fin de semana de caos en plena operación salida de vacaciones a causa de la huelga del personal de tierra y de mantenimiento de Iberia. Más de un millar de vuelos se pueden ver afectados por la huelga de los 2.700 trabajadores de Iberia Servicios Aeroportuarios, empresa que da servicio a 27 compañías en el aeropuerto del Prat, aparte de las de Iberia.

Por ahora, Vueling se ha visto obligada a cancelar hasta 112 vuelos en el aeropuerto del Prat, y las compañías Iberia y Level ya han alertado a sus clientes de las posibles afectaciones como consecuencia de la protesta. Vueling ha cancelado 48 vuelos el sábado y 64 domingo.

Representantes de la empresa y de los trabajadores están llamados a una mediación este viernes por la tarde para intentar resolver el conflicto laboral in extremis y evitar una protesta que puede tener consecuencias nefastas al coincidir con un fin de semana de operación salida de vacaciones. Están llamados a hacer huelga el personal de los mostradores de facturación, gestión de equipajes y mantenimiento de las aeronaves.

Servicios mínimos

Con el fin de minimizar los efectos de la huelga, el Ministerio de Fomento ha decretado unos servicios mínimos que obligan a operar el 100% de los vuelos domésticos con los territorios no peninsulares, el 54% de los servicios internacionales y el 32% de los peninsulares que tengan una alternativa de transporte inferior a cinco horas.

Demandas de los trabajadores

El comité de huelga reclama la necesidad urgente de estabilizar el empleo, transformando la totalidad de los trabajadores fijos a tiempo parcial a fijos a tiempo completo y pasar a fijos 400 trabajadores eventuales, de una plantilla eventual de más de 1.000 personas. Eso les permitiría, aseguran, trabajar "en condiciones dignas".

La compañía Iberia ha calificado la huelga de "desproporcionada" en unos "días críticos" coincidiendo con la operación retorno de las vacaciones de julio y salida para las de agosto. Iberia asegura que en los últimos años ha podido llegar a acuerdo con todos los representantes sindicales y que ha demostrado "que está permanentemente abierta al diálogo y a la negociación".

La compañía también ha explicado que en los dos encuentros con los trabajadores en la sede del Departament de Treball el comité de huelga trasladó los puntos que se podían negociar a nivel local pero que "lamentablemente" no se llegó a ningún acuerdo.

Por su parte, la Agència Catalana del Consum (ACC), del Departament d’Empresa i Coneixement, ha notificado un requerimiento informativo a la empresa para que informe sobre qué medidas ha adoptado para hacer frente a la protesta de los trabajadores, que dan servicio a 27 compañías del aeropuerto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat