Si este final de Liga fuera un duelo del Far West, el Barça estaría siendo uno de los pistoleros más rápidos de todas partes, pero por delante suyo todavía tendría a un rival, el Real Madrid, que tiene en su cómputo de puntos un número más alto. Y eso mismo se traslada en una Liga Santander que día que pasa, día que es más blanca.

3 puntos de esperanza

4 puntos son los que todavía separan al Barça del Madrid en la clasificación y sólo quedan 9 en juego. Los blaugrana, si todavía quieren optar a ser los pistoleros más temidos de esta temporada, no pueden fallar este sábado en Valladolid (19.30h / Movistar LaLiga), ya que si no ganan el próximo lunes el conjunto blanco ya se podría proclamar matemáticamente campeón.

gol luis suarez barca español EFE

Luis Suárez celebrando un gol

En Valladolid, el Barça llega con la moral alta después de bajar al Espanyol a Segunda División, aunque volvió a demostrar que su fútbol no se ha recuperado. Un espejismo contra el Villarreal que volvió a animar a los culés, pero hasta aquí.

Y si Luis Suárez, Leo Messi y compañía quieren mantener una mínima esperanza están obligados a sumar los tres puntos. Jugando mal, dando un recital o como sea. El duelo tiene que ser blaugrana. Y tendrán que esperar a que los de Zinedine Zidane pinchen en dos ocasiones más antes de acabar la Liga el domingo de la próxima semana.

messi barça efe

Leo Messi sentado durante un partido

3 puntos de salvación

Pero si el Barça tiene urgencias de puntos, quien también necesita ganar el duelo es el Valladolid. Los castellanoleoneses son decimocuartos clasificados, con 39 puntos, y una victoria les daría la salvación virtual. Es por este motivo que el conjunto del catalán Sergio González tiene que confiar en estropear los planes de los de Quique Setién para conseguir su objetivo: la salvación.

Un partido lleno de alicientes y con tres puntos vitales para cada equipo. Un empate no sirve a nadie. Los dos tienen que apostar por el riesgo y por dejárselo todo sobre el césped del Estadio José Zorrilla. Y eso quiere decir que el partido será trepidante y que al Barça podría beneficiarle. Pero esta tarde veremos qué pasa realmente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat