Empate sin goles del Madrid contra la Real Sociedad en el debut en liga de los vigentes campeones. Los blancos, hoy de negro, han dominado la primera parte pero se les ha acabado haciendo largo el partido.

Declaración de intenciones de Zidane

Zidane ha dejado claro lo que quería ver de su equipo con el once inicial. El francés ha roto el tradicional medio del campo formado por Casemiro, Kroos y Modric para dar entrada a Odegaard, que volvía al estadio que lo vio brillar la temporada pasada, como cedido, en el sitio del brasileño.

Odegaard Guevara real sociedad madrid efeOdegaard ha vuelto a jugar con el Madrid contra el equipo donde estuvo cedido la pasada temporada. / EFE

Odegaard, en una posición más avanzada que Kroos i Modric, ejercía de enlace con Benzema y servía balones de calidad a las bandas que hoy ocupaban los dos jóvenes brasileños del Madrid, Vinicius y Rodrygo.

El segundo, mucho más tímido, ha estado poco activo en la primera parte, pero su compatriota Vinicius percutía jugada tras jugada la banda de un Gorosabel que ha resistido como ha podido las embestidas de un perfil izquierdo físicamente imponente con el mismo Vinicius i Mendy.

Pero la superioridad del Madrid no ha sido suficiente para decantar el partido antes del descanso. De hecho, la ocasión más clara ha sido para los donostiarras, en una jugada en que Isak se ha plantado solo delante de Courtois pero el belga ha sacado un pie salvador al disparo cruzado del sueco, en la última ocasión, y la más clara, antes de llegar al descanso.

Vinicius Gorosabel Real Sociedad Madrid EFEVinicius, bajo la mirada de Gorosabel, un duelo que se ha repetido los 90 minutos / EFE

La Real avisa en los primeros minutos de la reanudación

Si Isak ha tenido en sus botas el primero antes del descanso, en la segunda parte la primera gran ocasión la ha tenido el joven talento txuri urdin, Barrenetxea. El joven delantero vasco ha rematado al primer toque un pase de Oyarzabal pero la pelota se ha marchado lamiendo el palo de la portería defendida por Courtois.

Precisamente Oyarzabal ha hecho mucho daño entre líneas durante la segunda parte, aprovechando que la contundencia de Casemiro estaba sentada en el banquillo, y se ha visto un partido mucho más abierto cuando el 10 de la Real ha podido jugar con espacios.

Partida de ajedrez entre Zidane y Alguacil

Con un partido diferente del de la primera parte, los dos entrenadores han querido dar un golpe de efecto. Imanol Alguacil se estaba guardando la clase y la pausa de David SIlva en el banquillo, ya recuperado de la COVID-19, y lo ha hecho entrar con media hora larga de antemano, sacrificando la velocidad de Isak. Zidane ha hecho tres cambios de golpe y ha cambiado el medio del campo con la entrada del músculo de Casemiro y Valverde, y con el debut del veloz Marvin por banda derecha.

Rodrygo aihen muñoa real madri sociedad efe

Rodrygo intenta tapar un pase de Aihen Muñoz. / EFE

Pasaban los minutos y la igualdad predominaba sobre el terreno de juego. Lo han intentado ambos equipos hasta el final, pero el cansancio ha sido más efectivo que las ganas de ganar y el partido ha acabado sin goles en un encuentro en que el Madrid ha ido claramente de más a menos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat