Gerard Piqué reveló este miércoles en una entrevista en la Cadena SER que los jugadores del Barça estaban dispuestos a retocar su contrato para que el club pudiera fichar a Neymar este verano. "Se lo planteamos al presidente", dijo el central. La fórmula: cobrar el salario de la presente temporada en el segundo o tercer año de contrato para que el club pudiera asumir la ficha del brasileño sin incumplir el fair-play financiero. "Al club le parecía bien, pero después hubo otros problemas" aseguró el blaugrana.

Aun así, Piqué no descartó que su excompañero y amigo acabe volviendo al Barça. "En el mundo del fútbol todo puede pasar, creo que tiene la puerta abierta", dijo antes de matizar que "nosotros le dijimos que se marchaba a una prisión de oro".

Partidario de jugar el Clásico

Por otra parte, Piqué también se mojó respecto al aplazamiento del Clásico programado para el pasado 26 de octubre, día en que hubiera coincidido con la manifestación de protesta contra la sentencia.

"No se tendría que haber aplazado. En España no ha habido nunca violencia en un estadio. Se jugó el Espanyol-Villarreal, el Barça-Valladolid... el 18 de diciembre pasará lo mismo que habría pasado este fin de semana, la situación es muy parecida. Para la Liga y los clubes no es la mejor decisión, ahora jugaremos el Clásico un miércoles. Se tendría que haber cogido el toro por los cuernos y que los servicios de seguridad hicieran su trabajo", aseguró.

Pique Benzema Madrid Barca EFE

EFE

Protege Guardiola

Piqué, además, protegió a su exentrenador Pep Guardiola, una persona criticada con dureza en España por su posicionamiento a favor de la liberación de los presos. "Todo el mundo tiene su opinión y se tiene que respetar. Yo he intentado que respeten la mía, a partir de aquí que se sienten y negocien", se limitó a decir a Piqué.

Presidente, pero todavía no

Piqué no ha escondido nunca que le gustaría presidir al Barça en un futuro, pero el central, hoy por hoy, se centra en su empresa, Kosmos. "A corto y medio plazo no lo veo, hoy por hoy me centro en Kosmos, que me llena mucho. Si voy es para hacer las cosas muy bien, habría que cambiar muchas cosas. La idea siempre ha estado ahí, me apasiona a este club, pero me tendría que centrar al 100%".

En este sentido, Piqué se defendió de los críticos que aseguran que no se centra exclusivamente en el Barça por culpa de la nueva Copa Davis que ha ideado. "Me va bien, hay gente que necesita estar 100% concentrada en el fútbol, pero yo no, yo distingo entre trabajo y tiempo libre", sentenció.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat