Ousmane Dembélé sigue a marchas forzadas un planning de recuperación de su lesión que parece que pulverizará. De tres a cuatro meses de baja con el supuesto retorno a partir del 2018 se podría acabar adelantando. El objetivo del extremo francés es llegar al clásico contra el Real Madrid del 23 de diciembre.

"Estaré con el grupo en dos semanas". Esta es la principal afirmación de la esperanza después de ser captado el pasado fin de semana por una cámara en la previa del partido Stade Rennais-Nantes. Dembélé fue el protagonista del partido haciendo el servicio de honor en el estadio de su exequipo.

"La lesión va bien. Dos semanas más y pienso que ya está", afirmaba el francés con respecto a la rotura del tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda. Una recuperación que para él ha sido "dura" porque entrena todos los días, en días de fiesta y domingos incluidos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat