Cristiano Ronaldo está siendo protagonista sobre los campos de fútbol, pero también lo está siendo fuera de él. Si hace unos días quiso llegar a un pacto con Hacienda para evitar la cárcel, ahora el presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros se le complica aun más. Tal como explica El Mundo, los tres testigos de la defensa que había citado el portugués han dado la razón al informe de la Agencia Tributaria y confirman el fraude de Cristiano.

Los testigos del portugués son tres funcionarios de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI) que han comparecido este pasado viernes en el juzgado de Pozuelo de Alarcón para declarar. Y precisamente han asegurado que Cristiano cometió cuatro delitos fiscales que ascienden a la ya conocida cifra de 14,7 millones de euros. A partir de aquí el futbolista del Real Madrid se enfrentaría al más que probable juicio oral, por el cual tendría que ir a declarar ante el juez.

El último intento del portugués se le ha vuelto en su contra. La Cadena SER explica que durante la comparecencia de los tres peritos han asegurado que la versión explicada por el futbolista es "la más absurda que han visto nunca". Unas palabras que se referían a la defensa de Ronaldo cuando aseguró que estos desorbitados bienes de los derechos de imagen fueran evaluados como "capital mobiliario". La información de la SER también añade que ahora al portugués sólo le queda negociar con Hacienda o enfrentarse a una petición de cárcel que podría ser superior a diez años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat