Ya es oficial. El primer Clásico de la temporada ya tiene fecha para jugarse, el 18 de diciembre. El Comité de Competición lo ha confirmado este miércoles después de que decidiera la semana pasada aplazar el Barça-Real Madrid por la manifestación de protesta por la sentencia.

Dembélé podrá jugar el Clásico

La fecha escogida es la que querían tanto blaugranas como madridistas, mientras que La Liga quería que se jugara el 4 de diciembre. Sin embargo, uno de los problemas que sea el 18 de diciembre es que hay programados partidos de la Copa del Rey. De esta manera, el Barça, el Madrid y sus rivales tendrán que mirar los calendarios y acordar un nuevo día.

Pique Lenglet Ramos Madrid Barca EFE

Una de las buenas noticias para Valverde es que podrá contar con Ousmane Dembélé. El francés, que fue expulsado en el partido contra la Sevilla, fue sancionado con dos partidos, pero con la nueva fecha ya habría cumplido la sanción y podría jugar uno de los partidos más importantes de la temporada.

En un primer momento, el Clásico se tenía que jugar el 26 de octubre, pero cuando se hizo pública la sentencia al procés el Comité empezó a pensar una nueva fecha por los disturbios que había en Barcelona. Valverde no quería que se aplazara, mientras que el presidente de La Liga, Javier Tebas, planteó que se jugara en el Santiago Bernabéu.

Con la victoria del Barça en Eibar y la derrota del Madrid en Mallorca este fin de semana, los catalanes son líderes de la Liga por primera vez en este curso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat