El futuro de Leo Messi es incierto, se desconoce cuál será su siguiente paso, pero lo que sí que se puede afirmar es que es otro este 2021. Después de sus declaraciones en la entrevista con Jordi Évole, el crack argentino parece más liberado y con un rendimiento claramente mejor. Este sábado ha sido una demostración de estas palabras y es que su doblete ha ayudado al Barça a superar con comodidad al Granada (0-4).

Messi ya es pichichi

Después de quedarse a la fuerza, se estaba viendo la versión más humana de Messi. En muchos partidos seguía siendo el mejor, pero había perdido el olfato goleador y, este hecho, en un Barça de transición, suponía un gran contratiempo. En el nuevo año, la historia parece que ha cambiado. Ronald Koeman ya sonríe y es que el '10' ha vuelto y ya es pichichi en solitario de la Liga con 11 goles.

Leo Messi Barca Granate gol EFE

La falta del gol de Messi / EFE

Un gran gol de jugada y otro espléndido de falta han provocado que los blaugrana pudieran sentenciar a un flujo Granada. Se echaba de menos que la Pulga marcara a pelota parada y es que ha sido en el intento 69 cuando ha entrado. Casualidades de la vida.

Doblete de Griezmann

Quien también ha mostrado otra cara en Granada ha sido Antoine Griezmann. El francés, por fin, ha respondido en el día de hoy en el que ha vuelto a ver portería. No lo hacía desde el 29 de noviembre y, este sábado, lo ha hecho por partida doble. Los registros todavía son escasos y es que lleva 5 goles en la Liga. El ex del Atlético de Madrid ha estado muchas jornadas bajo el punto de mira y en Los Cármenes ha podido ganar confianza.

Otra de las notas positivas sigue siendo Ousmane Dembélé. El francés se ha hecho con un sitio en el once y su verticalidad lo ha convertido en un gran activo. El partido del Barça ha sido muy positivo por muchos motivos y se ha acabado convirtiendo en uno de aquellos que todo entrenador sueña, por el control, la superioridad y por el resultado.

Messi Griezmann celebran gol Barca Granate EFE

Messi y Griezmann se abrazan / EFE

Todo se tiene que decir que ha sido un partido que no invitaba a la tranquilidad y es que durante el calentamiento se ha lesionado Ronald Araújo y en su lugar ha entrado Samuel Umtiti. Un Umtiti que ha dado el susto en los primeros minutos, con unas posibles molestias, pero ha podido seguir. Al mismo tiempo Dest también se ha quejado, pero los dos han podido seguir jugando.

Partido redondo en un fin de semana excepcional por el temporal Filomena, que ha obligado a suspender el Atlético de Madrid-Athletic. Los blaugrana siguen haciendo su camino, son terceros, esperando el error de los rivales y llegan con las mejores condiciones posibles para la Supercopa de España que se disputará la próxima semana. La Real Sociedad, ya tiembla.

 

Imagen principal: Messi, sonriendo, celebra el gol con Pedri / EFE

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat