El Barça ha cumplido el trámite. Después del ridículo de Anfield, los blaugrana han mostrado el amor propio que tienen y han ganado por 2-0 al Getafe con los goles de Arturo Vidal y Messi. Los culés no han celebrado prácticamente los tantos y el ambiente en el Camp Nou ha sido frío.

Sin la ilusión de la Champions

Cuándo tu principal ilusión de la temporada es ganar la Champions y este sueño se desvanece en el último momento duele. El desastre de Liverpool llegó a hacer más daño incluso que la derrota de Roma porque los ingleses no habían marcado en Barcelona y porque no contaban con dos de sus estrellas, como son Salah y Firmino, para la vuelta.

Coutinho Barca Getafe EFE

EFE

Jugar el partido contra el Getafe de este domingo era una tarea complicada. Encontrar motivación por un partido de estas características y circunstancias no es sencillo y se ha podido comprobar desde el primer minuto. Ambiente frío en una tarde cálida en Barcelona y en el que los gritos de los turistas han destacado más que los de los locales.

Parece que los ánimos de la plantilla sea de final de campaña, aunque queda por disputar la final de la Copa del Rey, pero lo que está claro es que la Orejuda genera más interés y más ambición. No pudo ser y la sexta Champions tendrá que esperar al menos un año más para volver al Estadi.

La floja temporada de Coutinho y sus pocas aportaciones sobre el césped lo han llevado a ser el futbolista diana para todas las críticas. Este domingo, todas las pelotas que tocaba los pitos iban aumentando. Después en la segunda parte han desaparecido y los aficionados se han centrado en animar al equipo. El brasileño se ha marchado con problemas musculares y el Camp Nou ha querido despedirlo con aplausos.

Segunda parte intranscendente

Busquets y Rakitic han estado desubicados en el medio del campo y el único que podía generar peligro era Messi. El argentino ha mostrado que el Barça también tiene amor propio y se ha puesto el equipo a los hombros. El gol de los blaugrana ha surgido después de un centro del '10', pero las ocasiones hasta entonces habían sido escasas.

Messi Barca Getafe EFE

EFE

La segunda parte ha sido aburrida y en la que los catalanes movían y movían la pelota, pero el marcador no se ha movido. Malcom ha tenido una ocasión clara en los primeros tramos del segundo tiempo y después Messi ha probado marcar un gol de fantasía, pero la defensa ha estado muy atenta.

Al final, Messi ha ampliado la diferencia en el luminoso y el Barça se despide del Camp Nou en el último partido de la temporada.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat