Argentina acaba tercera en la Copa América 2019 después de superar a Chile en una batalla que ha acabado diez contra diez (2-1). Los goles del Kun Agüero y de Paulo Dybala han sido suficientes para que no sirviera la dina de penalti de Arturo Vidal. Y Leo Messi ha sido expulsado.

Argentina es superior

Ya desde el primer minuto que ya se sabía cuál sería la tónica del partido. Argentina ha buscado el gol y Chile se ha ido obstaculizando. Ha sido un partido agresivo y muy trabado. Cuando los argentinos tenían el balón, sobre todo Messi, todo el mundo sufría por las duras entradas de los chilenos.

El partido, que se ha ido calentando a medida que pasaban los minutos, ha sido animado por los fogonazos de talento de los futbolistas argentinos. Messi, a pesar de estar siempre rodeado de mínimo tres rivales, ha generado fútbol ofensivo y ha sido clave para encarrilar la victoria. Agüero había avisado en el minuto 7, pero ha sido en el 12 cuando Messi ha servido una falta rápida y ha dejado al Kun sol ante el portero para que abriera el marcador.

Mientras tanto se ha lesionado Alexis Sánchez, que ha tenido que abandonar el campo, antes del segundo de los argentinos. Buena asistencia de Lo Celso en el 22 y definición perfecta de Dybala picando la pelota por encima del portero chileno.

Con la victoria en el saco antes de la media hora, ha llegado la complicación. Messi, caliente por las múltiples entradas duras que ha recibido, ha explotado contra Gary Medel. Capitán contra capitán, golpes de pecho, los dos futbolistas encendidos y el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar los ha expulsado a los dos.

El VAR y Arturo Vidal dan esperanzas

Pero a pesar de la victoria clara de los argentinos, nadie se ha rendido. Ya en la segunda mitad, cuando los chilenos han dado un paso adelante, han visto el regalo del VAR, que les ha dado un penalti justo. Y el futbolista del Barça Arturo Vidal no ha fallado desde los once metros.

Era el minuto 59, todavía con media hora de partido por delante, cuando Chile ha encontrado esperanzas de remontada. Pero no ha habido ningún cambio más en el marcador. Se ha demostrado que durante los 37 minutos que ha durado, Messi y Dybala han tenido una conexión especial. Y Argentina sigue sin perder contra Chile en la Copa América (21 victorias y 7 empates).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat