Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), quiere llevar la Supercopa fuera de España por segundo año consecutivo. Después de que el verano pasado el torneo se celebrara en Tánger, ahora el máximo mandatario del fútbol español quiere llevarlo a Arabia Saudí, una propuesta que cada vez tiene más detractores. La semana pasada, la portavoz y ministra de Educación del Gobierno, Isabel Celaá, cuestionó la decisión de Rubiales, y ahora ha sido Amnistía​ Internacional quien ha solicitado a la RFEF que replantee su postura.

En declaraciones a GOL, Carlos de las Heras, portavoz de la ONG en España, ha pedido que se tenga en cuenta "la situación de los derechos humanos en Arabia Saudí" y ha recordado que se trata de un país "dónde hasta hace poco se restringía la entrada de las mujeres en campos de fútbol y en el cual todavía existe el sistema de tutela por parte de los hombres".

De las Heras, además, también se ha dirigido a los clubs participantes -el Barça, el Real Madrid, el Atlético y el Valencia- para recordar que el país "utiliza o se aprovecha de los eventos deportivos para ocultar la realidad, que viola los derechos humanos cada día".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat