Ngũgĩ wa Thiong'o, el nuevo Premio Internacional Catalunya, no es desconocido para los catalanes; este autor keniata ha visitado muy a menudo, en los últimos tiempos, Barcelona. Es uno de los críticos implacables del colonialismo, y un defensor a capa y espada de las lenguas minorizadas. Pero su obra no es tan conocida, aunque cada vez hay más libros disponibles, tanto en catalán como en castellano. Ngũgĩ llena auditorios, y se ha convertido en un icono del movimiento decolonial, pero sus libros no son localizables a la mayoría de librerías, y algunas de sus obras clave son muy difíciles de encontrar.

Un autor con obra muy diversa

Ngũgĩ empezó a escribir, en los años 1960, en inglés. En aquel tiempo, firmaba sus libros como James Ngugi. Fue en aquella época que firmó algunas de sus obras más emblemáticas: Weet not, Child (publicado en castellano por Kailas como No llores, pequeño, y disponible en vasco en el editorial Txalaparta); The River Between (traducido por Kailas como El río que nos separa); A Grain of Wheat (Uno grano de trigo, ahora disponible en castellano en edición de bolsillo en DeBolsillo)... Era una serie de obras marcadas profundamente por el impacto de la revuelta mau-mau y la salvaje represión británica sobre los kikuyu, la etnia a la que pertenece Ngũgĩ. Estas obras hicieron muy popular a Ngũgĩ entre el público dedicado a la literatura africana en lengua inglesa.

El papel del teatro

Pero Ngũgĩ no estaba satisfecho con la difusión de su obra. Aunque cada vez era más apreciada por los académicos y por los críticos literarios, tenía un impacto mínimo sobre sus vecinos. Decidió dar un salto a la lengua kikuyu, que era la lengua habitual de sus convecinos, y dedicarse también al teatro. En castellano, Txalaparta publicó El diablo en la cruz, la primera obra que Ngũgĩ publicó en kikuyu. A partir de aquí sufrió una implacable persecución por parte del gobierno kenyata, que lo llevó a la prisión, primero, y después en el exilio. La persecución contra él no ha parado, y eso lo ha obligado a vivir alejado físicamente de su país.

Las memorias

Rayo Verde ha ido publicando progresivamente los diferentes volúmenes de relatos memorialísticos de Ngũgĩ. Empezaron con el libro Sueños en tiempo de guerra. Memorias de infancia, en la que explora la Kenia en tiempo del Mau Mau vista con ojos de niño. Posteriormente publicó En la casa del intérprete, dónde explica la salvaje represión de las tropas británicas contra los kikuyu y el movimiento independentista keniata. Y ahora están preparando la inminente publicación de Neix un teixedor de somnis, el tercer episodio de sus memorias.

El gurú decolonial

Ngũgĩ se ha convertido en un auténtico gurú del movimiento decolonial, porque siempre ha puesto énfasis en que las actitudes generadas por el colonialismo sobreviven a este y afectan tanto a colonizadores como colonizados. Los textos de Ngũgĩ, como los de Frantz Fanon, son muy seguidos en universidades americanas y en centros académicos de todo el mundo. Sus reflexiones sobre el hecho colonial son icónicas y han sido publicadas, también, por Rayo Verde, especialmente sus textos Desplazar el centro: la lucha por las libertades culturales y Descolonizar la mente. En castellano, publicado por DeBolsillo, encontramos otro de los ensayos más emblemáticos de Ngũgĩ, Reforzar los cimientos, un análisis del África contemporánea en clave decolonial.

Para niños

También se puede encontrar en las librerías La revolución vertical, un cuento para niños que Rayo Verde ha publicado tanto en catalán como en castellano (y Pagès lo ha editado en aranés). Una obra, magníficamente ilustrada por Comotto, que constituye un canto a la solidaridad humana.

La obra más inencontrable

Para los expertos en encontrar libros difíciles, vale la pena buscar otra de las obras clave de Ngũgĩ, que no es de fácil acceso: Pétalos de sangre, que se puede encontrar en viejas ediciones cubanas o en una más reciente mexicana (de Elefanta Editorial). Se trata de una novela sobre la vida rural en Kenia que constituye un magnífico fresco sobre la historia de este país africano, especialmente golpeado por el colonialismo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat