El acto de inauguración del curso académico 2018-2019 en el Institut d'Estudis Catalans (IEC), celebrado en la Sala Prat de la Riba de la sede de esta entidad ayer por la noche, estuvo caracterizado por la denuncia de la situación política que se vive en Catalunya. En la apertura del curso, presidida por el presidente Quim Torra, Joandomènec Ros, presidente del IEC, en su discurso afirmó que "El IEC no se puede quedar indiferente ante la situación absolutamente anómala, e incomprensible para un académico, que vive Catalunya desde hace más de un año, como a consecuencia del trato infame que tanto nuestros políticos como el país en general han recibido del Gobierno y de algunas instituciones del Estado, y que se ha calificado de judicialización de la política".

Apoyo a las instituciones

En su discurso, el presidente del Institut d'Estudis Catalans, Joandomènec Ros, ha reiterado el apoyo del Institut "al Govern de la Generalitat de Catalunya, al Parlament de Catalunya y a todas las instituciones de nuestro país que se afanan por preservar la libertad de nuestro pueblo. Y confirmo que seguiremos ofreciendo nuestro asesoramiento experto en todos aquellos ámbitos en que creamos que tenemos alguna cosa que decir, siempre desde esta vertiente académica". El presidente del IEC ha remarcado que "seguiremos explorando los diferentes aspectos sociales, culturales y políticos que pueden ser de interés para el futuro del país, y ofreciendo los resultados de nuestras investigaciones a la sociedad catalana para que haga de ellas el uso que crea conveniente".

La ausencia forzada de Lluís Puig

Ros ha agradecido la presencia del president de la Generalitat de Catalunya y ha recordado que "ahora hace un año, a quien nos presidía era el Honorable conseller de Cultura, el Sr. Lluis Puig, que pocos días después se tuvo que marchar al exilio". Por su parte, el presidente Torra ha agradecido, en la clausura del acto, "la lealtad que el IEC ha tenido siempre con las instituciones catalanas y se ha referido a la lengua catalana "como puerta real hacia la cohesión social del país". En este sentido, el presidente ha manifestado que "la normalización lingüística no se toca y que la escuela catalana es un proyecto de éxito y de futuro". "El compromiso de este Govern es avanzar siempre en la normalización lingüística", ha afirmado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat