El historiador Carles Gascón ha encontrado un documento, en el Arxiu Comarcal de l'Alt Urgell, que documenta la existencia de fallas, en Torres y Alàs, en el Pirineo, en el siglo XVI. El pergamino, fechado de 1543, se convierte en la primera mención que se conoce de la celebración de esta tradición en el Pirineo catalán. Hasta ahora la única referencia explícita de la celebración de las fallas databa de 1763 y estaba localizada en el municipio de Vilaller, en la Alta Ribagorça. En 2015 la UNESCO incluyó las fallas del Pirineo en el listado del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

pergamino fallas|fallos Pirineu Generalitat de Catalunya

El Arxiu Comarcal de l'Alt Urgell ha documentado a uno de los testimonios más antiguos de la bajada de fallas en el Pirineo, encontrado hasta ahora. El hallazgo ha sido hecho en el fondo de pergaminos del Arxiu Comarcal de l'Alt Urgell por el historiador Carles Gascón, en el marco de un proyecto de estudio y documentación entre el Consell Comarcal de l'Alt Urgell y este archivo.

La bajada de fallas es una tradición festiva propia del Pirineo, celebrada en varios lugares de la cordillera casi siempre alrededor del solsticio de verano. Su interés excepcional desde el punto de vista etnológico y cultural determinó su inscripción en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, que se hizo efectiva el 1 de noviembre de 2015.

Aunque había indicios de que esta tradición también se había celebrado en el pasado en las tierras de la comarca del Alt Urgell, no había ninguna constancia documental lo bastante explícita de esta realidad. Recientemente, sin embargo, la catalogación de un documento del fondo de pergaminos del Arxiu Comarcal de l'Alt Urgell ha aportado un dato de gran interés, que se convierte en el testimonio más antiguo de la bajada de fallas en el Pirineo.

bajada fallas|fallos ACN 2

El documento en cuestión es un pergamino, de 145 x 70,5 cm, que forma parte de la colección de pergaminos procedentes del fondo del Ayuntamiento de la Seu d'Urgell custodiado en el Arxiu Comarcal de l'Alt Urgell. Se trata de una sentencia arbitral, fechada el 5 de febrero de 1543, establecida entre el capítulo de Urgell por una parte, como señor jurisdiccional de los términos de Alàs y de Cerc, y el obispo y la ciudad de Urgell. Hay que tener en cuenta que el obispo actúa como señor jurisdiccional de la Seu d'Urgell y de Torres de Alàs, y que en esta cuestión es afín con los intereses de la ciudad de Urgell.

El documento recoge el resultado de una serie de inspecciones que describen las delimitaciones de los términos implicados en este asunto. En la sierra de las Peces se encuentran dos términos diferentes, el de Torres y el de Alàs (actualmente en el mismo municipio), y en este caso, el lugar presentaba un conflicto, que de acuerdo con la cita textual, había provocado muertos y heridos. El conflicto tenía que ver con la celebración de faros y fallas, y parece que estaba provocado por la jurisdicción concreta del lugar dónde lo querían celebrar los unos y los otros. Entre otras conclusiones, la sentencia arbitral indica que de aquel momento en adelante, los vecinos de Torres no podrían hacer faros y fallas en término de Alàs, y los de Alàs no las podrían hacerlos en término de Torres. Esta referencia retrasa la celebración de las fallas en el Pirineo en dos siglos dado que la constancia más antigua conocida hasta la fecha fechaba de 1763.

Vista la naturaleza del documento en cuestión, este no aporta ninguna descripción de la actividad, y tampoco recoge en qué fechas se celebraba. Sí que expresa, sin embargo, un profundo sentido identitario en torno a la comunidad local, hasta el punto de haber provocado un grave conflicto entre dos colectivos que se disputaban el espacio donde se tenía que llevar a cabo la celebración.

El hallazgo, realizado por el historiador Carles Gascón Chopo, técnico de patrimonio cultural del Consell Comarcal de l'Alt Urgell, se ha producido en el marco de un proyecto de colaboración entre el Arxiu Comarcal de l'Alt Urgell y el mencionado Consell Comarcal para la catalogación de los pergaminos de aquella institución. El Arxiu Comarcal de l'Alt Urgell conserva una colección de más de trescientos pergaminos, procedentes del fondo del Ayuntamiento de la Seu d'Urgell y fechados entre los siglos XI y XX, la catalogación de los cuales, aparte de generar una herramienta para el acceso a esta documentación, hasta ahora poco estudiada, abre las puertas a nuevas informaciones para el conocimiento de la historia de la Seu d'Urgell y de buena parte del Pirineo.

Transcripción literal

“Ítem més pronunciam, sentenciam e declaram per tolre tota manera de scàndol, vist que y a altra vegada per causa dels fars se hi ha seguides morts e moltes nafres, per tolre tota occasió, que los de Torres no puxen fer fars en dita serra, sinó en son territori, ço és, dellà los murons o fites per nos posades. E los de Alàs, per lo semblant, non puguen fer sinó en son territori, ço és, dessà los murons, fites e termes per nos posades, de modo que cada hu los fasse en son terme, e no sie lícit a ninguna de dites parts transgredir los dits murons ni fites per fer fars ni falles en territori de altri. E axí ho adjudicam e sentenciam, etc.”.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat