Su facilidad para generar polémicas es directamente proporcional a su genialidad como cineasta. El director danés Nicholas Winding Refn ha visitado Barcelona (virtualmente) para participar de un coloquio coincidiendo con estreno en el BCN Film Fest de 'Valhala Raising', una cinta de 2009 que hasta ahora había restado inédita en nuestro país. Signos del tiempo, nos citamos por Zoom con el creador de 'Drive'

¿Dónde estás?

En Dinamarca. En una de mis oficinas.

Molan muchísimo los carteles de las viejas películas de 'El Santo' que hay detrás tuyo.

Es imposible no ser fan de 'El Santo'. Colecciono negativos de películas. Entre otras joyas, tengo los negativos originales de las dos primeras películas de 'El Santo'. Dos películas rodadas en Cuba.

¿Su el tesoro  más preciado de tu colección?

¡No! Hay cosas más valiosas e interesantes en la colección.

¿Como..?

Hay cosas que tienen un valor personal. Hay otras que prefiero no revelar por ser muy únicas y extraordinarias. Negatoivos de películas que por ser piezas únicas son, estas sí, verdaderos tesoros.

¿Recuerdas la primera vez que fuiste a un cine a ver una película?

¡Sí! Tenía cinco años y fui a ver 'Fat City' (1972) de John Houston con mi madre. Fue un cine de Estocolmo.

Nicholas Winding Refn captura.jpg


Nos encontramos telemáticamente con el director danés de cine Nicholas Winding Refn


Y aquel día el cine te atrapó.

Creo que fue al revés, que el cine se enamoró de mí. Adoro los cines, evidentemente. Son uno de los rincones más maravillosos del mundo. Pero a mí lo que realmente me influenció fue la televisión. Tenía 8 años cuando nos marchamos a vivir a Nueva York. Ya entonces, allí había un montón de canales para ver. Aquello tuvo un gran impacto en mí.

Fuiestes la primera generación que nació y creció con la televisión. De hecho, tus películas, de alguna manera, tienen un tratamiento muy televisivo.

Es probable, eso es algo sobre lo que tenéis que teorizar los críticos de cine y los periodistas culturales. En otro ámbito totalmente diferente, me gusta el 'Hey Lo Let's Go' (popular moto de los padrinos del punk Ramones) que llevas tatuado en el brazo.

Sí, como imaginarás, soy un gran fan de los Ramones, pero quién no es fan de los Ramones!

Vi en directo en solitario a Dee Dee Ramone (el bajista del icónico grupo de Nueva York) poco antes de muriera. Mejor todavía, recuerdo conocer a Joey Ramone (cantante) en el Tunnel (una discoteca de Nueva York muy popular a los años 80). Fue una noche muy loca.

La música, sí, es un elemento vital en tus películas.

Pienso en la música de mis películas constantemente. De hecho, escucho música a todas horas. Me gusta todo tipo de música. Es más, para mí no hay nada más inspirador que la música. Es escuchando música cuando me vienen las ideas.

Es escuchando música que me vienen las ideas


De hecho, se supone que ahora mismo tendríamos que estar de 'Valhala Rising', película de 2009 todavía inédita en Catalunya y que ahora ha estrenado el BCN Film Fest. Por lo que he leído,  Mogwai tendrían que haber compuesto la banda sonora. No fue así.

Me flipa su música. Nos reunimos para hablar del tema en un restaurante de comida hindú de Glasgow muy conocido que se llama Mother India. Y lo cierto es que todo estaba buenísimo. Ellos fueron muy agradables, pero no pudo ser. Por una parte tenían que salir de gira y no disponían de tiempo. Pese a todo, llegaron a escribir algiuna cosa, pero no funcionó. Mejor.

¿Mejor?

Ellos eran el plan A y acabamos volviendo a Peter Peter, uno de mis colaboradores habituales, encargado de la banda sonora de mis películas anteriores. Peter es un músico surgido de la escena punk danesa. Un legado que supo destilar en la banda sonora de 'Valhala Rising'. Si Suicide (banda de Nueva York fundamental en el punk de vanguardia) fueranuna película, serían 'Valhala Rising'.

 

Nicholas Winding Refn 2
Nicholas Winding Refn es uno de los cineastas más polémicos y personales del momento.


Ha pasado más de una década desde que rodaste esta película. ¿Cómo la recuerdas?

La rodamos en Escocia y fue muy dura físicamente. Sólo tenía 3 millones de dólares de presupuesto, que para una película no es nada. Cada día teníamos que andar hasta la extenuación hasta llegar a las localizaciones. No sólo eso sino que teníamos que cargar con el equipo, porque había parajes a los que no llegaban los coches de producción. Fue como liderar una expedición a la Luna. En mi mente, 'Valhala Rising' era una película de ciencia-ficción, y los parajes tenían que transmitir esta sensación. Debíamos de estar lejos de toda construcción. Sólo podía ser hombre y naturaleza. Y lo conseguimos, estábamos en medio de la nada.

Qué la hace diferente del resto de tu filmografía.

No creo que sea muy diferente del resto. Todo lo contrario, creo que en 'Valhala Rising' aparece por primera vez un personaje masculino que desde entonces se ha ido repitiendo en todas mis películas. La esencia de One-Eye, el protagonista de la película interpretado por Mads Mikkelsen, es la misma con que erigí Driver, el personaje de Ryan Gosling en 'Drive'. En todas mis películas posteriores hay un One-Eye. Un personaje que todavía pervive dentro de mí. De hecho, estoy intentando averiguar qué es lo próximo que haré con él. Todavía no lo sé, aunque tengo algunas ideas.

Los críticos han pronosticado un montón a veces mi muerte, pero sigo vivo


¿Por qué esta obsesión con este personaje?

No lo sé. Tampoco he intentado averiguar el porqué de esta obsesión. Tengo miedo de descifrar el misterio y quedarme vacío por dentro. Todos tenemos ciertas obsesiones. És como combinar tu pincel favorito con tu color favorito. Llega un momento en que todo pintor alcanza la combinación perfecta y la repite hasta la extenuación a pesar de estar forzados a reinventarse.

Tuviste un gran éxito de crítica, pero fue un fracaso en taquilla.

Tampoco todas las críticas fueron buenas. Hubo muchas que fueron lacerantes. Los críticos han pronosticado un montón a veces mi muerte, pero sigo vivo. Desde mi primera película me han aconsejado que cambie de trabajo. A veces el tiempo juega a favor tuyo. Piensa en los Ramones, nunca tuvieron un gran éxito comercial, pero no renunciaron a su identidad y han acabado siendo unos iconos. Lo mismo con Suicide. La cultura pop va de consumir y el éxito inmediato. Es mejor no renunciar a ser tú mismo y esperar que el tiempo dé su juicio. Hay cosas que están pensadas para que triunfen en el futuro.

¿Qué es para ti el éxito?

Para mí el éxito es la polarización. El éxito es conseguir que la gente te ame o te odie.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat