El conseller Josep Rull ha manifestado este sábado que ha vivido un "reavivamiento difícilmente descriptible", pero ¿qué ha llevado a esta situación al preso político? Pues bien, a raíz de la pandemia de la Covid, en el último año los reos de su módulo han vivido una situación de "confinamiento rotundo".

Una situación que hoy ha dado un giro en la jornada que se conmemora el Día Mundial del Teatro. Se da el caso de que Rull había participado en un taller de teatro en el centro donde está ingresado, Lledoners, y coincidiendo con esta efeméride, se ha vuelto a subir sobre el escenario.

"Hoy, #DiaMundialDelTeatre, después de un año de confinamiento rotundo de nuestro módulo vuelvo al taller de teatro de la prisión y experimento una avivamiento difícilmente descriptible", ha indicado Rull en su cuenta de Twitter.

tuit rizo teatro / captura pantalla

En el caso de Rull, como el resto de los presos políticos, a finales de enero las autoridades penitenciarias le otorgaron el tercer grado, un régimen de semilibertad que les permitía pasar ratos fuera de la prisión. Ahora bien, el juez de vigilancia penitenciaria número 5 de Catalunya les retiró el pasado 9 de marzo el tercer grado a los presos de Lledoners, por lo cual tuvieron que volver al centro penitenciario de manera permanente. El conseller de Terrassa lo hizo un día más tarde porque se sometió a una operación.

Se da la circunstancia de que es la segunda vez que se revoca este derecho a los presos políticos, ya que el Tribunal Supremo se lo retiró en diciembre del 2020.

De momento, con respecto a Dolors Bassa y Carme Forcadell, el juez de vigilancia penitenciaria ha resuelto dejarlas en este régimen de semilibertad mientras no decide si acepta el recurso de la Fiscalía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat