El juez de vigilancia penitenciaria ha resuelto dejar en régimen de semilibertad a Carme Forcadell y Dolors Bassa mientras decide si acepta el recurso de la Fiscalía y si revoca el tercer grado que se dictó para los presos del procés a final del mes de enero.

Justo ayer hizo una semana que la Fiscalía recurrió el tercer grado de los presos políticos, el día siguiente de las elecciones del 14-F. La petición del ministerio público era que, mientras se resolvía su recurso que pide, nuevamente, derogar el régimen de semilibertad, se devolviera a todos los presos políticos a la prisión, con la única salida posible a través de los permisos.

En un auto que se acaba de hacer público, el juzgado de vigilancia 1 de Catalunya dice que la medida cautelar que pide la Fiscalía "puede afectar al principio de legalidad, ya que la suspensión una vez interpuesto el recurso de alzada no está expresamente regulada, como se ha dicho, y más teniendo en cuenta que la aplicación de tal suspensión puede afectar a una restricción de derechos, ya que puede dar lugar al inmediato reingreso penitenciario de Carme Forcadell Lluís, motivo por el cual debe esperarse al momento en que se resuelva el fondo del asunto, y en su caso a la interposición de los pertinentes recursos".

 

 

La resolución judicial concreta que sólo en los casos en que se tratara de un recurso a una instancia superior se podría contemplar la posibilidad de aplicar esta medida cautelar. En este sentido, da un toque de atención a la Fiscalía por no haber pedido la medida cuando toca, que es con la presentación de un recurso de apelación. Y ahora no es el caso.

Además, argumenta que si se toma la medida cautelar de devolver al régimen cerrado a Carme Forcadell y Dolors Bassa, representaría una "restricción de derechos".

De momento hay una resolución. Falta saber cuál es la decisión definitiva del juez sobre si deroga o no el tercer grado. Hace seis meses, el juez de vigilancia penitenciaria mantuvo fuera de la prisión a Bassa y Forcadell mientras decidía sobre el fondo del tercer grado. Después lo revocó.

En cambio, el otro juez, el que revisaba el tercer grado del resto de presos que cumplen condena en Lledoners, les aplicó la medida que pide ahora la Fiscalía hasta que no resolviera. Habrá que ver qué hace ahora. Todavía falta la resolución de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez del juez de vigilancia penitenciaria 5 de Catalunya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat