Por el momento no es más que un proyecto que acaba de aparecer en Kickstarter, la plataforma de micromecenazgo de proyectos creativos más famosa del mundo. Pero si sus impulsores consiguieran la financiación que se han marcado como objetivo –y todo apunta a que así será–, el dispositivo LoveSync se convertiría en una realidad en el mercado tan pronto como el próximo mes de agosto.

Los creadores de LoveSync necesitan recaudar 7.500 dólares antes del día 13 de marzo y en el momento en el que se escribe este artículo, ya llevan recaudados 2.985 dólares en las primeras horas desde que la iniciativa diera su comienzo en Kickstarter.

Qué es LoveSync

Se trata de un dispositivo con forma de botón que ahorra a quienes disponen de él tener que pasar por, en ocasiones, el incómodo trance de preguntar de viva voz a su pareja si desea tener relaciones sexuales en un momento determinado, ya que una negativa puede llegar a suponer un mal trago para quien lo propone.

LoveSync 2

LoveSync consta de dos botones idénticos, uno para cada miembro de la pareja y su funcionamiento es muy sencillo.

Cómo funciona

Cuando a uno de los dos le apetece tener sexo, basta con que pulse su propio botón que inmediatamente enviará una señal al de su pareja, encendiéndose en ambos la luz verde de la que dispone el dispositivo.

A partir de ahí, quien recibe el discreto aviso tiene dos opciones: aceptar la invitación o bien rechazarla.  Si coincide con el deseo de quien ha tomado la iniciativa basta con que dé un toque a su botón y si por el contrario no le apetece tener relaciones en ese momento, se lo puede hacer saber presionando el dispositivo durante cuatro segundos seguidos.

Pros y contras

Si bien es cierto que con LoveSync la pareja sabría de una manera más discreta y a la vez directa si ambos miembros de la misma desean tener sexo, la incorporación del doble dispositivo en su rutina no resolvería los posibles problemas o desajustes que en ocasiones surgen en la pareja en cuanto a las relaciones se refiere.

Conocer cuándo existe la deseada sincronía sexual es un plus pero no verbalizar tantas cosas que dos personas pueden estar dejando en el tintero, podría convertirse en un inconveniente que el cómodo uso del dispositivo estaría mandando, sin resolver, a un momento futuro.

Precio

Si el proyecto de micromecenazgo saliera adelante, el precio de venta del set de dos dispositivos LoveSync se estima que rondaría los 75 dólares una vez comenzara su producción en serie.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat