Normalmente son noticia las llegadas de las actualizaciones de los últimos modelos de los dispositivos, ya sean móviles o tablets. Y tienen que ver con la puesta al día de sus sistemas operativos, ya sea para mejorar el desempeño de los dispositivos o para solucionar algún problema que se haya descubierto de repente.

Así, por ejemplo, el iOS 13 de los iPhone que lo llevan ya ha sido actualizado desde que su primera versión estable se pusiera a disposición de los usuarios. Sin embargo, no siempre las actualizaciones surgen como novedades que vienen a mejorar los móviles más nuevos, sino que, en ocasiones, las marcas de tecnología lanzan alguna puesta al día para terminales que hace años que no venden pero a los que siguen ofreciendo de vez en cuando algún mantenimiento; ya sea porque lo consideren necesario para el mejor funcionamiento de los mismos o porque quieren cambiar alguna de las condiciones del servicio.

Hablando

En esta ocasión le llega el caso al iPhone 5, un teléfono que salió a la venta hace 7 años, allá por septiembre 2012 y que aunque pueda pensarse que ya no se utiliza, son muchos los que aún lo tienen consigo en su día a día.

Ahora, Apple ha comenzado a advertir a los usuarios del iPhone 5 que deberían actualizar su sistema operativo antes del 3 de noviembre, con consecuencias graves para aquellos que no tengan en cuenta la recomendación.

La versión a la que hay que pasar cuanto antes es la iOS 10.3.4, una actualización que permitirá que los usuarios del iPhone 5 que se la descarguen y la instalen, no pierdan la funcionalidad del GPS y no se encuentren con la imposibilidad de conectarse a internet con normalidad, una situación que afectaría –en el caso de no actualizar el iPhone 5– al uso correcto del navegador Safari, del correo electrónico, del servicio en la nube iCloud y de los servicios de la App Store.

Al parecer, la advertencia de Apple no es una simple recomendación sino que esta vez se trata de un aviso realmente importante para quienes todavía utilicen el móvil de 2012. Aquellos usuarios que no se den prisa en ponerse al día antes del 3 de noviembre se encontrarán con la indeseada situación en la que no podrán recibir actualización de ningún tipo, ni realizar copias de seguridad en iCloud, ya que el móvil no podrá conectarse a la red, perdiendo así una parte muy importante de sus funciones diarias.

iPhone 5

A pesar de todo, si alguno de los usuarios no instala la nueva actualización iOS 10.3.4 antes de la fecha citada, aún podría poner remedio al bloqueo de los servicios, aunque tomándose más molestias de las que supone actualizar el iPhone. Bastaría con conectar el móvil a un ordenador, restaurarlo mediante iTunes y seguir los pasos habituales que se llevan a cabo cuando se pone al día un iPhone por esta vía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat