Cada día se producen miles de robos de teléfonos móviles. Puede ser incluso probable que tú hayas pasado por ese desagradable trance alguna vez y conozcas de primera mano la impotencia que se siente al no haber podido hacer nada ante semejante circunstancia.

Pues bien, a partir de ahora puedes sentirte más seguro si sigues las recomendaciones que te ofrecemos para que tomes medidas acerca de la seguridad de tu móvil ante una eventual sustracción de tu teléfono.

Habilita el seguimiento remoto

El seguimiento remoto te permite efectuar un rastreo de tu móvil, localizar dónde se encuentra e incluso borrar sus datos desde la distancia, si llegado el caso te interesa hacerlo.

Si tienes un teléfono Android, pulsa el icono de Ajustes y a continuación haz clic en la opción Google, baja hasta la parte inferior de la pantalla y pulsa en Seguridad. Por último solo te quedará activar la opción Encontrar mi dispositivo. Una vez realizados estos pasos, cuando pierdas el móvil o te lo roben, podrás conocer su localización a través de internet o, asimismo, borrar desde la distancia los datos que contenga tu teléfono.

En el caso de que tu móvil sea un iPhone, entra en Configuración y pulsa en tu ID de Apple. Luego abre Configuración de iCloud y habilita Buscar mi iPhone. Siguiendo esta ruta, podrás localizar dónde se ecuentra tu móvil o borrar su contenido desde la web de iCloud de tu ordenador.

iPhone

Una contraseña fuerte

Si has sufrido el robo de tu móvil, lo mejor es que quien lo tenga en su poder se encuentre con las mayores dificultades para poder hacerse con su control. Por eso, lo primero que tienes que hacer –si no lo haces ya– es que tu móvil se bloquee cada vez que dejas de usarlo.

Para ello, lo más adecuado es utilizar una contraseña de bloqueo de pantalla compleja para que no sea sencilla de acertar por parte del ladrón. Lo ideal sería que la contraseña tuviera mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Pero si no quieres tener que pasar por un trance tan complicado cada vez que vas a usar el teléfono, también puedes recurrir a la autenticación biométrica como método seguro. Ya sea mediante la huella dactilar, la identificación facial o el escaneo del iris, estarás haciendo imposible el acceso a tu móvil a cualquiera que no seas tú.

Sincronizar datos en la nube

Como ya hemos visto, se pueden borrar los datos del dispositivo a distancia pero eso no significa que por hacerlos desaparecer del móvil los tengas que perder ni mucho menos. De ahí que sincronizar los datos frecuentemente en la nube te salve del desastre que supone quedarte de buenas a primera sin tanta información como la que se almacena en un móvil.

Si tu teléfono es un Android, vete a Ajustes y pulsa en Cuentas y copia de seguridad. Una vez allí habilita Hacer una copia de seguridad de mis datos. Estos pasos pueden tener nombres distintos pero similares según la versión de Android que lleve tu móvil.

Android

A partir de ahí, descárgate una app como Google Drive, Google Photos o Dropbox para hacer una copia de seguridad de tus fotos, vídeos y documentos. La propia configuración del teléfono y los contactos se sincronizan automáticamente si utilizas un nuevo teléfono tras el robo, por lo que no deberás preocuparte de eso si has configurado el móvil para que la sincronización tenga lugar. Para acceder a las fotos, vídeos y documentos, solamente tendrás que entrar en el servicio de la nube que hayas escogido y los encontrarás allí.

Si tienes un iPhone, vete a Configuración, pulsa en tu ID de Apple, abre la Configuración de iCloud, haz clic en Copia de seguridad de iCloud y habilítala. Cuando te hagas con un nuevo iPhone, el proceso de configuración te preguntará si quieres restaurar configuraciones, contactos, fotos y videos desde iCloud y con decir que sí tendrás todo a tu disposición como si no te hubieran robado el teléfono.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat