Todos sabemos que la duración de la batería del móvil es uno de los mayores quebraderos de cabeza que nos da el teléfono en nuestro día a día. Las razones son varias. Por un lado, hay modelos que no tienen la suficiente batería para llegar al final de la jornada. Además, cualquier móvil pierde duración con el paso del tiempo. Y también, a menudo, olvidamos cargarlo al salir de casa y pronto nos damos cuenta de que con el nivel de batería que llevamos no nos va a dar para pasar el día.

 Cargar la batería del teléfono en el coche es una mala idea

bateria movil unsplash

Por eso, muchas veces optamos por cargar la batería en el coche aprovechando la corriente eléctrica que este nos proporciona y así solucionar el problema. Hay quien lo hace cuando no le queda más remedio si quiere seguir disfrutando del móvil pero hay quien también tiene la costumbre de hacerlo a diario. Ni en un caso ni en el otro es aconsejable hacerlo. Cargar la batería del teléfono en el coche es una mala idea.

Las razones

Los teléfonos móviles necesitan de una determinada corriente eléctrica –generalmente entre 1 y 4 amperios– para que la carga de su batería sea la adecuada. Se recomienda que esta se realice a través del cargador que proporciona la marca al adquirir el dispositivo u otro de idénticas características. En el caso de los coches, el puerto USB conduce menos electricidad (alrededor de 0,5 amperios) que el que el teléfono necesita. Un hecho que hace que el móvil consuma más energía que la recibe a través del USB y que pueda hacer que el móvil incluso se bloquee.

Habitualmente los puertos USB de los vehículos tienes hasta cuatro veces menos de potencia que la que necesita un móvil; una diferencia que cualquier usuario solo notará en el tiempo que tarda en cargarse su móvil pero que la hará que la batería pierda vida útil a pasos agigantados si se recurre al coche como fuente de alimentación.

Por si esto no fuera suficiente, incluso la batería del coche puede verse afectada. Dependiendo de la antigüedad del vehículo y del modelo de dispositivo que pongamos a cargar, puede ocurrir que o bien la batería del coche se descargue significativamente o que sufra daños. Dicen los expertos que cuando más pueden sufrir los vehículos en estos casos es cuando la carga se lleva a cabo con el vehículo estacionado.

Posible solución

Si a pesar de todo no quieres renunciar a utilizar tu vehículo para cargar la batería de tu móvil, lo mejor que puedes hacer es comprar un adaptador específico para estos casos para enchufarlo en el mechero del coche. No es la solución ideal pero reduce ostensiblemente la diferencia existente entre cargar el móvil en casa con el cargador habitual y hacerlo directamente a través del puerto USB del coche.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat