Si eres de los que ya han instalado la nueva versión iOS 13 en tu iPhone, te habrás dado cuenta de que muchas de las aplicaciones que tienes en tu móvil te están pidiendo permiso para acceder al Bluetooth de tu teléfono. Algo que ocurrirá también con los iPads cuando se puedan actualizar a su nuevo sistema operativo iPadOS el próximo lunes 30 de septiembre.

Estos mensajes a los que hacemos referencia son nuevos en el ecosistema iPhone. Antes de la actualización iOS 13, las aplicaciones podían usar Bluetooth siempre que así lo desearan mientras tuvieras el Bluetooth activado. No hacía falta que preguntaran para hacerlo.

iPhone negro

Sin embargo, ahora las cosas han cambiado. El Bluetooth en el iPhone se parece más a otros datos confidenciales de los de tu móvil. Apple ha introducido un permiso que controla si las aplicaciones pueden acceder a él. Igual que una app tiene que preguntar antes de obtener tu ubicación a través del GPS o acceder a tus contactos, también tiene que hacerlo con el Bluetooth.

El cambio de Apple tiene que ver con cuestiones de privacidad. Bluetooth no sirve solo para conectarse a dispositivos externos como auriculares inalámbricos o teclados. Cada vez es más frecuente que las tiendas, los centros comerciales y otras lugares públicos configuren balizas de rastreo de Bluetooth. De tal manera que una aplicación podría comunicarse con cualquiera de ellas para determinar, por ejemplo, tu ubicación física e identificarte.

Pero las apps no usan Bluetooth solo para rastrear tu ubicación. En algunos casos, los comercios se aprovechan del Bluetooth de los clientes para darles instrucciones dentro de la misma tienda y guiarlos a los productos que le interesa al comercio.

Por eso, desde la llegada de iOs 13, eres tú el que debe permitir o no la conexión a Bluetooth. Así puedes escoger si confías en que una app determinada se conecte, averiguando para qué desea conectarse. Algo muy similar a cuando permites que una aplicación conozca tu ubicación.

iPhone oscuras

Si una aplicación necesita Bluetooth para funcionar con un accesorio inalámbrico, esa app no funcionará si no habilita Bluetooth. Pero si una aplicación parece no tener un motivo aparentemente necesario para solicitarte conectarse a Bluetooth, bastará con que se lo niegues si así lo consideras oportuno.

Si en algún momento quieres cambiar el permiso para que una determinada se conecte o no al Bluetooth de tu iPhone, no tienes más que seguir la siguiente ruta. Vete a Ajustes > Privacidad > Bluetooth y ahí podrás ver una lista de aplicaciones que han solicitado acceso al Bluetooth del iPhone. Podrás conceder el permiso a una app o no hacerlo, habilitando o desabilitando el botón que está junto a su nombre. Tan sencillo como eso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat