Los usuarios del servicio Prime de Amazon, el más valorado entre los clientes del gigante norteamericano, van a poder comprobar en el corto plazo cómo la rapidez en la entrega de sus compras va a acortarse aún más si atendemos a las declaraciones de Brian Olsavsky, Director de Operaciones Financieras de la compañía.

Amazon Prime cuenta con más de 100 millones de miembros de pago en los EE.UU., lo que representa un 62% del total de los clientes de Amazon en el país norteamericano. Según datos ofrecidos en 2018, los miembros de Amazon Prime realizan un gasto anual un 133% mayor que el de los clientes que no están suscritos al servicio.

En una conferencia mantenida con inversores, Olsavsky aseguró que Amazon está trabajando en reducir de dos días a solo uno el periodo de entrega para las compras realizadas a través del servicio Prime. Lo cierto es que muchas de las entregas que se realizan ya hoy en día se producen en 24 horas, aunque el compromiso que ofrece Prime por defecto sea de 48 horas.

En palabras del directivo de Amazon, “actualmente estamos trabajando en la evolución de nuestro programa de envío Prime, que históricamente ha sido un programa de dos días, a un programa de envío de un día. Vamos a construir la mayor parte de esta capacidad a lo largo del año en 2019.”

Para ello, desde la compañía que preside Jeff Bezos van a realizar una inversión de 800 millones de dólares con el fin de mejorar sus infraestructuras y la construcción de nuevos centros que permitan acometer la optimización de la manipulación de los productos y las entregas.

Asimismo, Amazon está acometiendo desde hace un tiempo un cambio sustancial en su plantilla para sustituir en muchos de los puestos de trabajo, a trabajadores menos cualificados por especialistas en cada desempeño, así como la implantación de robots específicos para labores logísticas.

Pero los cambios para convertir el servicio de entrega Prime aún más rápido no solo va a requerir de inversiones desde Amazon. Las empresas más importantes en el envío y reparto de la mercancia a los hogares, socios de enorme importancia de Amazon en definitiva, también se tendrán que involucrar en el proceso de mejora. Entre ellos, se encuentran compañías tan conocidas como los servicios de mensajería FedEx y UPS o el propio Servicio Postal de EE.UU.

Como es lógico, los primeros pasos ya se están dando y se prevé que la realización efectiva del nuevo anuncio tenga lugar a lo largo de 2019 en los Estados Unidos. Un hecho que la compañía irá trasladando capilarmente a otras geografías del mundo una vez que en esos países las infraestructuras se adapten también a los requerimientos necesarios para poder asegurar un reparto en 24 horas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat