Los viajeros que este lunes por la mañana han tenido que coger un vuelo al Aeropuerto del Prat han sufrido largas colas en la zona de los controles de seguridad en pleno conflicto laboral de los agentes de la empresa Eulen y la dirección, con esperas de al menos tres horas. Fuentes de los trabajadores han denunciado las condiciones en las qué tienen que hacer su trabajo y la presión a la cual están sometidos para absorber toda la carga de trabajo en un aeropuerto en crecimiento constante de número de viajeros y en nivel 4 de alerta antiterrorista. La situación ha quedado normalizada alrededor de las onze y media del mediodía, según Aena. Los agentes de seguridad han convocado una huelga para el próximo 4 de agosto y este martes hay prevista una reunión de mediación entre las dos partes.

Reacciones del Gobierno

Josep Rull, conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, instó Aena, agencia gestora del aeropuerto, a ser lo más diligente posible a la hora de resolver este conflicto que está afectando a los pasajeros ".

Sin embargo, Rull se ha referido a los mensajes exitosos sobre la gestión del aeropuerto que hasta ahora había hecho Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, señalándole que lo que hace falta son "pocas declaraciones y mucha operatividad".

Revuelo en las redes

Según han informado fuentes de Aena a la ACN, todos los filtros de seguridad en el Aeropuerto del Prat han estado disponibles y no hay más operaciones previstas que un lunes de verano. Así, para hoy se espera que el aeropuerto registre más de 1.000 despegues y aterrizajes. A pesar de los retrasos en los controles de seguridad y el riesgo de que los pasajeros pudieran perder el avión, desde el el ente gestor no se tiene constancia que se haya tenido que reconfigurar algún vuelo.

Una de las trabajadoras de la empresa Eulen, Purificación Infante, ha denunciado la "falta de personal" y las condiciones de trabajo que tienen que soportar los agentes de seguridad, ya que la empresa les exige "prisa" para que no se registren colas en los controles ante el riesgo de ser sancionados por Aena. Infante ha comentado que desde este domingo se hacen los controles cumpliendo el 100% de la normativa, tal como se ha hecho hasta ahora –precisa- pero con el tiempo que se requiere.

Según Infante, esta situación hace tiempo que se produce, pero nunca de forma "tan exagerada" como en este último año, coincidiendo con la entrada de la empresa Eulen a la prestación del servicio. Por ejemplo, añade, la falta de personal les impide descansar unos minutos, comer o poder ir al lavabo o tener que parar los controles si en un determinado momento falta uno o una agente para hacer los cacheos, ya que los trabajadores no disponen de relevos y en cada unidad tiene que haber al menos un hombre y una mujer. "Estamos cansados y agotados", resume.

Las dos partes se reunirán este martes ante la convocatoria de huelga prevista para el próximo 4 de agosto, en el que los trabajadores presentarán su propuesta de servicios mínimos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat