Serveis Penitenciaris de la Generalitat de Catalunya ha recibido este martes la comunicación del Ministerio del Interior para trasladar a los presos políticos. Lo más probable es que el traslado sea mañana. Los primeros en llegar serán Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa y los Jordis, según ha podido saber El Nacional.

Llegarán a las prisiones de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada, y Puig de les Basses, en Figueres, a la que irán Forcadell y Bassa. Fuentes de Serveis Penitenciaris informan que se ha pactado con las familias el centro al que se les trasladará. Las principales razones son las de proximidad a sus domicilios, pero también hay motivos de seguridad.

Fuentes de Institucions Penitenciàries explican que llegarán "en los próximos días" y que el traslado es "inminente", hay muchas probabilidades de que sea este martes.

Serveis Penitenciaris han analizado las solicitudes de las familias "de acuerdo con el principio de igualdad que aplica a todos los internos", dicen fuentes de Justícia. "Los destinos son los que los Serveis Penitenciaris ha considerado más adecuados", concretan.

Los seis presos serán trasladados a la prisión de Valdemoro (Madrid III) y será desde allí que iniciarán el traslado a Catalunya. El protocolo ordinario de traslados, como el aplicado en este caso, prevé que los presos sean agrupados en la prisión de Valdemoro y que, en el caso de conducciones en Cataluña, hagan escala en la cárcel zaragozana de Zuera.

Lo previsible es que la Guardia Civil separe a hombres y mujeres y que los furgones salgan desde el centro penitenciario madrileño a primera hora de este martes, aunque la decisión depende de las plazas disponibles y los criterios fijados por el Instituto Armado. Hasta ahora, los presos catalanes estaban en las cárceles de Soto del Real, Estremera y Alcalá-Meco.

Una vez en Catalunya

Como todos los internos que ingresan en una prisión, Junqueras, Romeva, Sànchez, Cuixart, Forcadell y Bassa serán conducidos al módulo de ingresos, donde hay que hacer una serie de trámites, como la identificación, la visita médica y las entrevistas del equipo.

Después se les ubicará donde se determine. Será un módulo ordinario adecuado a su perfil, de "la misma manera que se procede con cualquier interno".

Según Serveis Penitenciaris, la rutina de los internos preventivos es la misma que la de los internos que cumplen condena. Lo único que cambia es que no participan en actividades especializadas de intervención en un delito, ya que no están penados.

También pueden participar en el resto de actividades formativas, deportivas, artísticas o laborales.

Los que no vienen

Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn se quedan de momento en Estremera a la espera de que Institucions Penitenciàries les haga el mismo requerimiento que al resto. Primero pedir su autorización y después, al magistrado Pablo Llarena, que en ningún caso ha hecho ninguna objeción. Aunque la instrucción todavía no se ha acabado, Llarena dice que no los tiene que requerir para nada más y por eso se ha autorizado el traslado.

Hoy el Ministerio del Interior ha comunicado a la Conselleria de Justícia que activa el traslado si no hay ningún problema, y desde la Generalitat se ha dado el visto bueno para empezar el traslado.

En Catalunya, mientras tanto, se decide dónde se instalarán los seis presos políticos que llegan de las prisiones de Estremera, Alcalá Meco y Soto del Real. Jordi Sànchez y Jordi Cuixart están encerrados desde el 16 de octubre. Junqueras entró en Estremera el 2 de noviembre, y Romeva, Forcadell y Bassa, el 23 de marzo, en medio de la investidura frustrada de Jordi Turull.

 

Los seis presos serán trasladados a la prisión de Valdemoro (Madrid III) y será desde allí que iniciarán el traslado a Cataluña. El protocolo ordinario de traslados, como el aplicado en este caso, prevé que los presos sean agrupados en la prisión de Valdemoro y que, en el caso de conducciones en Cataluña, hagan escala en la cárcel zaragozana de Zuera. El previsible es que la Guardia Civil separe a hombres y mujeres y que los furgones salgan desde el centro penitenciario madrileño a primera hora de este martes, aunque la decisión depende de las plazas disponibles y los criterios fijados por el Instituto Armado. Hasta ahora, los presos catalanes estaban en las cárceles de Soto del Real, Estremera y Alcalá-Meco.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat