Queda menos de una semana para la verbena de Sant Joan y el sector pirotécnico ha confirmado que este año habrá un 30% menos casetas que vendan petardos, que se traduce en 700 establecimientos repartidos por todo Catalunya.

A pesar de estar dentro de la fase de reanudación ya, el sector hace un llamamiento a los consumidores para que no se deje la compra de petardos para "última hora" y, de esta manera, "evitar aglomeraciones".

En un comunicado, han explicado que facilitarán las ventas online y los clientes podrán irlos a buscar directamente en la tienda, ya que por ley no pueden llevar material pirotécnico a domicilio.

Como muchos otros establecimientos, las casetas de petardos, también señalizarán con marcas en el suelo la distancia necesaria que tienen que mantener los clientes dentro de la tienda y habilitarán dos puertas, una sólo por la entrada de los consumidores y la otra por la salida.

El sector se muestra positivo ya que aseguran que "se están animando las ventas estos días". Sin embargo prevén que la facturación por este Sant Joan será un 25% menos que el año pasado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat